Salamanca se queda por ahora sin los consultorios del Zurguén, Prosperidad y Calzada a la espera de un nuevo plan

El diseño ganador para ejecutar el centro de salud de Prosperidad.

El PSOE denuncia que la Junta ha dejado sin ejecutar muchas de las infraestructuras sanitarias previstas en el plan regional que ahora decae, incluyendo la finalización del nuevo Hospital.

El PSOE ha denunciado este viernes que PP y Ciudadanos en las Cortes, incluidos sus procuradores por la provincia de Salamanca, han votado en contra de una iniciativa presentada por los socialsitas en la que se exigía a la Junta que cumpliera con el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias 2016-2020, prometido por el Ejecutivo regional, y del que tan solo, a punto ya de expirar, se han ejecutado cinco de las 28 obras previstas.

 

Cinco entre las que no se encuentran ninguna de las tres que la Junta incluyó en dicho Plan para Salamanca como eran el Centro de Salud del Barrio de Zurguén, el Consultorio médico en el municipio de Calzada de Valdunciel, en ambos casos no se ha puesto ni un solo ladrillo, y también la inauguración del nuevo hospital prevista para el segundo semestre del año en curso, tras trece años de retraso y que, como todo parece indicar, tampoco se va a producir.

 

En el caso de los centros de salud, iniciaron sus proyectos en 2009 y que entraron en presupuestos en 2011 para estar ejecutados en 2013, pero que a día de hoy no solo no están construidos sino que su ejecución está en duda y no tiene fecha concreta. En el caso del centro de Prosperidad, el PSOE ha denunciado que su ejecución, prevista para los años 2011-2013, no se ha llevado a cabo y que ya no se hará como se había previsto: se ha cambiado el proyecto y no incluirá dependencias de la nueva Gerencia de Salud. Eso supone, según el PSOE, que se han tirado 300.000 euros a la basura, que son los ya ejecutados para el control y trámites del proyecto que nunca ha llegado a iniciarse.

 

La iniciativa socialista rechazada se complementaba y también contenía otra propuesta como era la petición de impulsar e incluir como urgentes y prioritarias dos actuaciones que el PSOE considera imprescindibles para mejorar la nefasta situación sanitaria de Salamanca como son, la construcción del Centro de Salud de Prosperidad en la capital charra, y un aumento de la UCI en el hospital Clínico Universitario en diez camas más, pasando de las 28 que tiene ahora a 38. Cuestiones ambas que también fueron rechazadas por los procuradores populares y de la formación naranja incluidos los salmantinos.

 

Así lo han hecho público hoy en rueda de prensa los procuradores del PSOE por Salamanca, Fernando Pablos, Rosa Rubio, Juan Luis Cepa y Carmen García quienes han denunciando el nulo compromiso, tanto del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, como de los procuradores salmantinos de PP y de Ciudadanos para mejorar la calidad asistencial y la nefasta situación sanitaria de la provincia y que “llevan muchos años engañando a Salamanca, incumpliendo sus promesas, dilatando de manera vergonzosa infraestructuras sanitarias muy necesarias e imprescindibles, no moviendo un dedo ni haciendo ninguna gestión para evitarlo y diciendo y votando una cosa en las instituciones de Salamanca para hacer luego lo contrario en las Cortes, lo que constituye todo una estafa y un fraude a los salmantinos” han afirmado.

 

Los procuradores socialistas salmantinos han recordado la situación en que se encuentran los Centros de Salud del Zurguén y de Prosperidad comprometidos por la Junta para la capital salmantina. Ambos fueron planificados en el año 2009, y su construcción fue comprometida por el propio Mañueco en el 2011 en un plazo de tres años e incluso fueron presupuestados durante varios ejercicios económico sin que se haya puesto ni un solo ladrillo en ninguno de ellos. El primero, el del Zurguén, fue incluido en el Plan de Infraestructuras Sociales 2016-2020 sin que se haya vuelto a saber nada más de él, y el segundo, el de Prosperidad, la Junta y el Gobierno regional ya ha renunciado a su construcción tras gastar, “más bien despilfarrar” miles de euros el proyecto que ya estaba redactado y revisado.

 

En el caso del Consultorio en el municipio de Calzada de Valdunciel, también incluido en el Plan de Infraestructuras 2016-2020 difícil tienen, por no decir imposible, cumplir los plazos para su puesta en servicio puesto que las obras fueron adjudicadas el mes de agosto del año pasado con un plazo de ejecución de quince meses.

 

“Incumplimientos, retrasos vergonzosos justificados única y exclusivamente con excusas tras excusas” al que hay que añadir la inauguración del nuevo hospital que acumula ya una demora de más de trece años, y frente a los cuales, tanto el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, como el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, han tomado la misma actitud y el mismo papel que los procuradores del PP y de Ciudadanos por Salamanca, “callar, otorgar y acatar de manera sumisa lo decretado por la Junta y su amigo y valedor el presidente Mañueco y no mover ni un solo dedo en la defensa de los intereses de Salamanca, ni reivindicar ni exigir nada a pesar de la nefasta situación por la que estamos pasando en cuestión sanitaria” .

 

Esta semana, las Cortes rechazaron esta iniciativa, pero Cs propueso en una enmienda que se inste a la Junta a continuar el trabajo para que las infraestructuras sanitarias finalicen en la fecha estimada que consta en el proyecto de ejecución, que se inculuyan las obras pendientes a la mayor brevedad posible respetando periodos en ejecución, que el plan de infraestructuras 2021-2025 recoja actuaciones salvando consenso y la disponibilidad presupuestaria y que ahya un fondo específico plurianual para el equipamiento de consultorios

 

Dos eternas promesas

El proyecto del nuevo centro de salud del barrio de Prosperidad obedecía a la programación formaba parte del II Plan de Infraestructuras Sanitarias 2011-2019, el que la crisis se llevó por delante obligando a limitarse a los proyectos en marcha y ya iniciados como los complejos hospitalarios de Salamanca o Zamora. En ese paquete estaba también el del Zurguén, que ha recibido para 2018 una mínima partida de 100.000 euros como punto de partida, aunque en ningún caso da para iniciar obra. 

 

Hace cerca de 20 años que se habla de un centro de salud en este barrio de la expansión de Salamanca, densamente poblado, pero todavía escaso en algunos servicios. El proyecto está adjudicado desde abril de 2011 por parte de Sacyl al estudio del arquitecto Pedro Miguel Borrego Sánchez por algo más de 140.000 euros (salió en 229.000 euros).

 

Lo mismo ocurre con el centro de salud de Prosperidad, del que se habla hace cerca de 15 años. El proyecto con su diseño está aprobado desde junio de 2009, hace ya más de siete años, cuando fue adjudicado a Emilio Sánchez Gil, de Sánchez Gil arquitectos por 598.000 euros. Su construcción entró en presupuestos en 2009 y Sacyl llegó a tramitar algún permiso de obra en 2011, pero le pasó lo mismo que al del Zurguén: la crisis obligó a centrarse en lo que ya estuviera empezado.

Comentarios

charro 05/09/2020 11:32 #3
El de Calzada está en construcción y plroxima su conclusión.
Vecina Zurguen 05/09/2020 08:49 #2
13 años viviendo en el Zurguen, viendo cada día ese magnífico solar que desespera su centro de salud. Año tras año o mejor dicho elecciones tras elecciones lo prometían y para no ser menos el señor Carballo hizo lo propio... Prometer para no cumplir. VERGONZANTE
Lector 04/09/2020 20:07 #1
Muchas gracias Sr. Mañueco.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: