Salamanca se queda atrás en movilidad eléctrica: ni un cargador público en toda la capital

Foto: EUROPA PRESS

El plan de movilidad incluye 18 puntos de recarga en vías públicas y 36 en aparcamientos públicos, todos gratuitos: no se ha puesto ninguno. La red de cargadores se limita a los de la Usal en facultades y campus y los que tienen hoteles y negocios privados.

Mientras ciudades como la cercana Valladolid estrenan cinco puntos más, y van ya por veinte, Salamanca sigue sin dar pasos decididos en favor de la movilidad eléctrica más allá de pequeñas decisiones y anuncios que terminan por no cumplirse. Así, la capital carece de cargadores en la vía pública de titularidad municipal para que usuarios de vehículos eléctricos puedan recargar sus baterías y la red de recarga depende de los puntos instalados en centros privados como hoteles, el parking del Hospital o negocios privados.

 

Los únicos gestos de los últimos años se limitan a una exposición de vehículos eficientes durante la semana de la movilidad o las últimas incorporaciones de vehículos híbridos para la Policía Local y furgonetas eléctricas para el parque móvil municipal, iniciativa eso sí del grupo socialista. Furgonetas que tendrá que cargarse en la red de los edificios municipales, a puerta cerrada porque el Ayuntamiento de Salamanca no incluye en sus planes la instalación futura de puntos de recarga. Ni el plan de eficiencia energética aprobado para este año los contempla ni hay partida alguna en el presupuesto.

 

Tampoco se ha ejecutado nada de lo que recomienda el plan de movilidad sostenible de Salamanca, que pasa por ser uno de los documentos más ignorados por el equipo de Gobierno a pesar de que fue su impulsor. El plan contempla la mplantación de un sistema de 'car sharing' municipal, es decir, de un sistema de alquiler por cortos períodos de tiempo para favorecer el uso compartido de coches eléctricos. Una idea puntera de la que nada se sabe.  Además, incluye entre sus medidas propuestas la instalación de puntos de recarga: 18 en vías públicas y 36 en aparcamientos públicos. Según el plan, sería de carácter gratuito como lo son en varias ciudades. No se conoce la instalación de ninguno. 

 

Y eso a pesar de que sí existe un documento base para el desarrollo de una red pública de cargadores. En junio de 2013, hace cuatro años, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, presentó el diagnóstico para la difusión e implantación del vehículo electrico en Salamanca. El documento incluía la localización de 21 emplazamientos donde podrían ubicarse estaciones públicas de recarga para este tipo de vehículo. Sin embargo, y según la web movilidad eléctrica de Castilla y León, no se ha puesto en servicio ninguno.

 

En la actualidad, la red de puntos de recarga en Salamanca se limita a las actuaciones de la Universidad de Salamanca, los que hay en el Hospital y a iniciativas privadas. Las hay en hoteles, en el Parador y en centros comerciales como El Corte Inglés, de uso privado, también en algún concesionario del polígono de Villares, y también en los campus y varias facultades de la Usal, de uso exclusivo para estudiantes. Apuntar también la previsión de instalación de un supercargador de la marca Tesla en un hotel de la capital.