Salamanca se prepara para un toque de queda tras solo una semana de confinamiento que no fue efectivo
Cyl dots mini

Salamanca se prepara para un toque de queda tras solo una semana de confinamiento que no fue efectivo

La ciudad estará bajo toque de queda desde este sábado a las 22.00 horas y se despide del confinamiento perimetral con peores datos que antes de empezarlo: tras la desescalada, la nueva normalidad de la ciudad ha tenido 'fase 1 ligth', cierre suave y ahora clausura nocturna.

Una semana le ha durado el confinamiento perimetral a Salamanca. La medida, que entró en vigor el pasado sábado 17 de octubre, se cierra sin llegar a completar su duración mínima prevista (14 días) y sin haber cosechado grandes datos, puede que por falta de desarrollo. Lo normal es que este tipo de medidas se noten a los 10-11 días, según Sanidad, pero el fuerte aumento de casos en España y Castilla y León ha obligado a saltar al siguiente nivel de restricciones: el del toque de queda. Lo hace en una situación de aumento imparable de casos y como último intento antes de un cierre total como el de marzo, con el paso previo de las nuevas normas del 'semáforo' Covid.

 

Salamanca entró en confinamiento con una incidencia de algo más de 500 casos por 100.000 habitantes y lo abandona tras decaer con la entrada en vigor del toque de queda con 732 en la capital. Además, las zonas básicas de salud más universitarias han llegado a los 1.500 casos por 100.000 habitantes a 14 días. La capital ha sumado 795 nuevos casos en esta semana, más de la mitad de los 1.565 nuevos positivos en la provincia. Ese aumento de casi 800 contagios más es el mayor en una semana desde el final del estado de alarma. Además, hay 4.000 casos activos más en Atención Primaria.

 

Las cifras no acompañan en los hospitales, donde se ha pasado de 122 a 158 enfermos en planta y de 23 a 27 en UCI para un total que no se veía desde mayo. El Clínico está ocupado al 74% en UCI y al 92% en planta, y eso es mucho para un hospital con la capacidad operativa del salmantino.

 

Y si los datos son malos, las sensaciones son peores. El confinamiento no se preveía estricto (los controles no lo han sido) y casi no ha habido tiempo para superar la fase de concienciación, aunque todo hay que decir que los incumplimientos han sido escasos. Ha ido peor en el ocio nocturno, donde este octubre ha habido fines de semana de cierto descontrol, incluído el primero de cierre.

 

Así que el confinamiento se va sin haber cumplido su objetivo: no ha surtido efecto (no el deseado) pero quizás no era el instrumento adecuado al problema concreto, el de la movilidad vinculada a la vida social nocturna, que ahora se intentará atajar con un toque de queda que tiene la difícil tarea de frenar una ola agresiva justo cuando llega el peor momento climático. No es la primera vez que se intenta porque este escenario es el tercero diferente que vive Salamanca tras la entrada en la 'nueva normalidad'.

 

Ya se intentó en septiembre con tres semanas de medidas tipo 'fase 1' pero suaves, con limitación de aforos, interiores y barras en  hostelería y la recomendación de no reunirse más de seis personas. Se hizo ante la inminente celebración de las Ferias y Fiestas, pero no funcionó. Después de solo tres semanas de 'nueva normalidad' hubo que volver a tomar medidas, el confinamiento 'light' que ha durado una semana.

 

Veremos cómo le va al toque de queda, aunque pronto puede tener otra vuelta de tuerca para Salamanca. El 'semáforo' Covid incluye cuatro niveles de alarma en función de datos como los contagios, la oucupación hospitalaria, la trazabilidad de los nuevos casos... Y se acompañan de varios paquetes de medidas que pueden incluir, en el nivel más alto, nuevos confinamientos selectivos.

Comentarios

Cliente 24/10/2020 12:23 #4
Ninguna medida tomada hasta ahora contra el virus chino ha sido eficaz. Todas fracasan.
Último intento de evitar el confinamiento total 24/10/2020 10:37 #3
Los hospitales están cerca del colapso, en las próximas semanas por los números de contagios que hay ahora y la dinámica del virus veremos cifras de fallecidos que duplicarán a las actuales que ya son tremendas. Los próximos meses van a ser muy duros y la mejor opción es quedarse en casa todo el tiempo posible. El toque de queda es la última medida desesperada para evitar un confinamiento tipo marzo pero seguramente llega demasiado tarde para lograrlo. ¡Cuidaos mucho!
Juan Luis 24/10/2020 09:30 #2
Ya iba siendo hora.
Hola 24/10/2020 09:26 #1
Matais mosquitos a cañonazos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: