Salamanca se prepara para el invierno

El operativo cuenta en la provincia con seis máquinas quitanieves, ocho almacenes de fundentes, siete autobombas y 168 profesionales
La provincia de Salamanca se prepara para el ya inminente invierno con el objetivo de sobrellevar de la mejor manera posible las bajas temperaturas, el hielo y la nieve en las carreteras.

Con este fin, cuenta con seis máquinas quitanieves, ocho almacenes y silos de fundentes, siete autobombas y 168 profesionales, además de los recursos sanitarios, según ha explicado el delegado de la Junta en Salamanca.

Así se tratará de dar “una respuesta integral” a las necesidades de emergencia y también trata de “minimizar” los efectos negativos durante una campaña de atención que ya ha comenzado y que se mantendrá activa hasta el 30 de abril.

Durante el pasado año, el plan de viabilidad invernal rescató a cuatro personas y 46 vehículos por las nevadas, también se atendieron otras 46 solicitudes para echar sal o quitar nieve sobre las calzadas.

En el conjunto de Castilla y León están preparados 40.000 toneladas de productos fundentes para su uso durante el próximo invierno, un invierno que se espera que llegue con especial fuerza.