Salamanca se monta en el autobús

Los viajeros en autobús urbano han subido un 5% en lo que va de año con especial incidencia en los trayectos entre Capuchinos y El Zurguén y Campus Unamuno y Prosperidad.

Un total de 5.203.105 personas utilizaron el autobús urbano durante los cinco primeros meses de año, lo que supone un incremento del 4,8% respecto al mismo periodo de tiempo del pasado año. Así se desprende de la estadística facilitada por la empresa concesionaria “Salamanca de Transportes”, que detalla una subida del 13% de la línea entre Los Cipreses y Buenos Aires, al pasar de los 287.141 usuarios en 2015 a 324.469 este año. 

 

Igualmente experimentaron una fuerte subida los trayectos entre Capuchinos y El Zurguén y Campus Unamuno y Prosperidad,  así como las dos líneas nocturnas. En estas cuatro líneas se contabilizaron un total de 856.661 viajeros, lo que supone un aumento medio del 7,6%.

 

El resto de las líneas contabilizaron también un incremento de viajeros, salvo en el servicio especial debido fundamentalmente al descenso de usuarios por el mal tiempo el Lunes de Aguas y en el recorrido entre Prosperidad y Chamberí, que registró una pequeña reducción de usuarios de solo el 0,7%.  

 

Estos datos consolidan el cambio de tendencia, regresan a niveles similares de antes de las crisis y ponen de manifiesto la confianza de las personas de Salamanca en un servicio público en constante mejora.

 

La flota de autobuses de Salamanca es de 62 vehículos, de los que el 45% son propulsados por Gas Natural Comprimido, consolidando a Salamanca como una de las ciudades españolas con la mayor proporción de autobuses ecológicos.

 

Todos los vehículos son accesibles, con piso bajo y rampa. Disponen, además, en su interior de un sistema de aviso visual y acústico de próxima parada. Se está ultimando la instalación de nuevos paneles, que informan de la hora de llegada del autobús en tiempo real y puede ser escuchado por personas invidentes.

 

Con el mismo objetivo de mejorar la accesibilidad al transporte público, se está instalando megafonía exterior en los autobuses para indicar el número de línea y destino, y su activación es mediante un mando (ciberpass) que portan las personas invidentes.