Salamanca se manifiesta por el fin de la pobreza

La batucada de la Casa Escuela Santiago Uno amenizó el acto. Detrás, los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, la CONGDCyL llamó a luchar "contra la riqueza que empobrece" y reclamó un "cambio real" en las políticas.

La Coordinadora Castellano-leonesa de las ONG para el Desarrollo se manifestó este viernes en la Plaza Mayor con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, como lleva haciendo cada 17 de octubre desde 1993.

 

La Coordinadora, que engloba a ONG como Intermon Oxfam, Manos Unidas, Cáritas, Interrad o Ayuda en Acción, recordó que en el mundo sigue habiendo 800 millones de personas que pasan hambre, algo que "no tiene justificación".

 

En el manifiesto, leído por el poeta Alfredo Pérez Alencart, se apuntó a la responsabilidad de gobiernos que permiten esta desigualdad. Asimismo, advirtieron de que la pobreza "no solo se da en países del tercer mundo". Por ello, reclamaron que las "políticas públicas sociales como la sanidad, dependencia o igualdad" no deben perderse, y se debe luchar por el Estado del Bienestar. Así, clamaron contra "el fraude, la corrupción o los paraísos fiscales".

 

El poeta Alfredo Pérez Alencart leyendo el manifiesto. A su lado, Manuel Rodríguez Fraile.

 

Por ello reclamaron "cambios reales, no únicamente buenas intenciones", para paliar la desigualdad que hay en un mundo en el que "millones de personas pasan hambre y a la vez se tira comida a la basura".

 

El lema escogido para este año ha sido "Contra la riqueza que empobrece, actúa". En palabras de Manuel Rodríguez Fraile, representante de la Coordinadora, "la riqueza en sí no es mala; la que hay que erradicar es la que acapara, la que lo quiere todo para sí y que crea miseria". Por ejemplo, "la que genera dinero a base de la droga, de la explotación, o personas con sueldos millonarios que utilizan tarjetas black para sus caprichos".

 

Del mismo modo, Belén Santamaría, secretaria de la Coordinadora en la capital, informó de que "hay 12.000 familias en Salamanca con todos sus miembros activos en paro". "De hecho ya existe la pobreza entre gente con trabajo, con sueldos con los que es difícil sobrevivir", afirmó. 

 

 

También se dio especial importancia a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, "que firmaron los mandatarios mundiales para conseguir en 2015, y estamos en 2014 y aun quedan muy lejos de lograr".

 

Los ocho objetivos son: erradicar la pobreza extrema y el hambre, educación básica para todos, igualdad de oportunidades para el hombre y la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud en la maternidad, avanzar en la lucha contra el VIH y otras enfermedades, asegurar un medio ambiente sano y seguro y lograr una sociedad global para el desarrollo.