Salamanca se llena de terrazas: más de 600 reavivan el debate sobre su limitación

Una terraza permanente en la Plaza Mayor de Salamanca.

A partir de este día 1 de mayo están en las calles las 640 terrazas autoridadas este año. Es un récord y confirma la proliferación vivida el año pasado. Dejan una buena recaudación y generan empleo, pero también ocupan lugares públicos y hay dudas sobre un exceso de oferta y su efecto en la imagen.

A partir de este día 1 de mayo, 640 terrazas ocuparán calles, aceras y plazas de toda Salamanca. Es una cifra récord, la más alta de los últimos años, con cuatro decenas de solicitudes más por encima de la cifra del año pasado, que ya era elevada. El motivo es el mayor incremento de los últimos años gracias a que cada vez son más las que solicitan licencia para todo el año o para alguna de las dos temporadas previstas.

 

Este lunes arranca la temporada más corta, la de cinco meses, con casi 240 terrazas que se suman a las 350 que han optado por la temporada de ocho meses y las más de 50 que han solicitado tener sillas y mesas en su establecimiento todo el año. Este 'boom' se ha acentuado desde el año pasado de manera evidente. Además de en los lugares habituales, como la Plaza Mayor, la Rúa Mayor (el lugar más poblado) o en general en el centro histórico, son muchas las aceras y plazas que se ocupan ahora con terrazas de los muchos locales de hostelería que han proliferado.

 

Las terrazas dejan más de 650.000 euros en ingresos para el Ayuntamiento, que se beneficia del aumento de solicitudes Para este 2017, el Ayuntamiento de Salamanca tiene previsto recaudar más que nunca en terrazas, 640.000 euros; son 10.000 más que en 2016... pero eso es sólo la previsión. El dato de lo que se va a terminar ingresando es superior: 652.164,62 euros al cierre de 2016, así que al término de este año la cifra se aproximará a los 700.000 euros. Además, generan empleo en el sector hostelería (el que más paro tiene).

 

Sin embargo, esta acumulación de terrazas tiene algunos efectos que empiezan a asumirse como negativos, lo que ya genera un debate sobre una posible limitación al número de las que se autorizan. Por un lado está el hecho de que algunas se instalan en lugares inadecuados, y por otro la sensación de que su enorme número deja una sensación contraproducente en la oferta turística.

 

En junio del año pasado, la oposición solicitó que los Bomberos hicieran un informe sobre si se estaba cumpliendo la normativa para la instalación de este servicio: hay unas distancias reguladas a portales y zonas de paso que, a veces, no se cumplen, y también está reglamentado el pasillo para emergencias sanitarias, bomberos... viendo algunas calles céntricas, se antoja difícil que una ambulancia pudiera salir, por ejemplo, por la Rúa en pleno turno de cenas. Sin embargo, el equipo de Gobierno se negó a este estudio alegando que las licencias estaban concedidas y que eso significaba que cumplían la normativa.

 

De nuevo este año el grupo socialista ha pedido un análisis sobre las ubicaciones de terrazas, citando casos en los que, claramente, incumplen con normativa o no dejan espacio suficiente para entrar en portales o hasta elementos del mobiliario urbano. No hay más que fijarse en las terrazas de la Rúa, donde difícilmente podría pasar una ambulancia en una emergencia sin levantarlas todas. O en terrazas en barrios que ocupan aceras enteras, sin el mínimo paso de metro y medio. También está el caso de las terrazas y los conciertos de Ferias y Fiestas en la Plaza Mayor.

 

Por su parte, Ganemos Salamanca ha pedido reflexionar sobre el peso específico de los intereses de la ciudadanía y los intereses de las empresas y particulares. El espacio público ocupado por los negocios de hostelería, al montar terrazas a pie de calle, debe ser respetuoso y circunscribirse al área prevista para ello, algo que no siempre ocurre. "El Ayuntamiento debe estar vigilante y ser un poco menos permisivo con aquellos negocios que ‘hacen de su capa un sayo’ y expanden sus terrazas sin tener en cuenta que están ocupando un espacio que no les pertenece en exclusiva”, ha dicho Virginia Carrera.