Salamanca revisa día a día sus reservas de agua ante la persistente sequía

El Ayuntamiento mantiene contacto permanente con la CHD ante la posibilidad de llegar a un punto en el que sean necesarias restricciones: han pasado de una comunicación semanal de las reservas a hacerlo a diario.

Son muchas las ciudades del entorno de Salamanca que viven con restricciones de agua desde hace semanas. Ávila, Palencia o Valladolid han tenido que limitar el riego de parques y jardines y el baldeo de calles por la escasez de agua, medidas que se suman a las que la cuenca del Duero ha sufrido durante todo el verano para el riego agrario. Y aunque Salamanca está todavía lejos de verse en la misma situación, ya se han empezado a tomar medidas.

 

La primera, tal y como ha reconocido el alcalde, ha sido analizar a diario el estado de las reservas del agua del embalse de Santa Teresa, el que abastece a la ciudad. Según ha asegurado Fernández Mañueco, para tener bajo control la situación se ha pasado de comunicar semanalmente con la CHD la situación de las reservas a una comunicación diaria. El embalse de la localidad de La Maya se encuentra por debajo del 40% de su capacidad, con poco más de 190 hectómetros cúbicos. Y la situación en otros embalses como el de La Almendra no es mejor, ya que está al 39% de su capacidad.

 

Fernández Mañueco ha asegurado que el pantano que abastece a la capital es "de los que mejor situación tiene" en una cuenca del Duero que está por debajo del tercio de su capacidad, con embalses como el de Ricobayo (Zamora) y Barrios de Luna (León) prácticamente secos. El consistorio no tiene previsto que Salamanca vaya a llegar a la situación de ciudades cercanas, pero por si acaso el alcalde ha hecho un llamamiento a consumir agua de manera responsable.