Salamanca rehabilitará un tramo de la muralla prerromana y creará un centro de interpretación

Esta actuación, que cuenta con una inversión de 149.926 euros, se enmarca en las actuaciones para seguir impulsando la protección y puesta en valor del patrimonio histórico.

Los trabajos para rehabilitar el tramo de la muralla prerromana en la Cuesta de Carvajal y crear un centro de interpretación de los recintos fortificados históricos han comenzado en Salamanca.

 

Esta actuación, que cuenta con una inversión de 149.926 euros, se enmarca en las actuaciones para seguir impulsando la protección y puesta en valor del patrimonio histórico.

 

Salamanca como núcleo de población relevante surgió a partir de un castro de la segunda Edad del Hierro. El proyecto recoge la recuperación para su puesta en valor de un tramo de esta muralla castreña conservado en la planta baja de un edificio situado en la cuesta de Carvajal.

 

Este tramo de muralla tiene un valor histórico excepcional al tratarse de uno de los escasos restos conservados de la antigua muralla del castro prerromano, datada en el último tercio del siglo IV a.C.

 

Su estado de conservación es bastante bueno al haber tenido unas condiciones constantes de temperatura y humedad, por lo que la rehabilitación se centrará en trabajos de consolidación y limpieza de los restos.

 

CENTRO DE INTERPRETACIÓN

 

A la recuperación de la muralla se suma otra importante actuación, como es la creación en el mismo local de un centro de interpretación de los recintos fortificados históricos de la ciudad.

 

El centro de interpretación contará con audiovisuales y cartelería explicativa, y dará a conocer los distintos sistemas defensivos de la ciudad a través de diversas épocas: la cerca defensiva del Cerro de San Vicente, de la primera Edad de Hierro, siglo VII a. C; la muralla castreña de la segunda Edad de Hierro, siglo IV a. C, tramo que se rehabilitará, visitable en el mismo local; la muralla romana (Paseo Rector Esperabé); la cerca vieja, de origen tardorromano, apreciable en la Torre del Marqués de Villena o en la Vaguada de la Palma; y la cerca nueva, del siglo XIII (Pozo de la Nieve, Paseo de San Vicente, Trasera del Arzobispo Fonseca, tramo perpendicular a la muralla romana en la Puerta de San Pablo).

 

La superficie del espacio accesible de visita será de 176,95 m2, de la que 66,83 m2 corresponderán a la superficie útil del aula-hall del centro de interpretación, y unos 116 m2 de pasillo de recorrido y acceso adyacente al tramo longitudinal de restos arqueológicos de la muralla castreña.

 

Una vez ejecutados los trabajos, se establecerá un sistema de acceso de visitas guiadas similar al existente en el Cerro de San Vicente o en el Pozo de la Nieve.