Salamanca recupera servicios ferroviarios con Valladolid: una frecuencia más de ida y vuelta de lunes a viernes
Cyl dots mini

Salamanca recupera servicios ferroviarios con Valladolid: una frecuencia más de ida y vuelta de lunes a viernes

Dos trenes,  un Alvia y un regional, en la playa de vías de la estación de Salamanca. Foto: F. Oliva

Inminente entrada en funcionamiento de una nueva frecuencia de media distancia entre Salamanca y Valladolid, con un tren en cada sentido de lunes a viernes.

Salamanca recuperará en breve una de las frecuencias que había perdido con el inicio del primer estado de alarma, y que no había recuperado cuando decayó el pasado mayo. Ahora, con el comienzo del segundo estado de alarma se retoma uno de los servicios entre Salamanca y Valladolid, que empezará a funcionar de manera inmediata de lunes a viernes, incluída la venta de billetes.

 

La subdelegación del Gobierno en Salamanca ha confirmado la recuperación de un servicio ferroviario entre Salamanca y Valladolid. En concreto, se trata de dos trenes de media distancia, uno en cada dirección, que unirán ambas capitales de lunes a viernes; su puesta en servicio será inmediata igual que la venta de billetes.

 

En concreto, la nueva conexión saldrá de Salamanca a las 14.00 horas y llegará a Valladolid a las 15.28. En el sentido contrario, saldrá de la estación pucelana a las 7.35 de la mañana para llegar a Salamanca a las 9.11 de la mañana.

 

La nueva frecuencia se suma a los trenes dirección Valladolid que ya salían de Salamanca a las 7.12, 12.28 y 15.55, cubriendo el espacio y la demanda que haya para viajar entre las 12.30 y las 4 de la tarde. El de primera hora de la mañana es un regional y los otros dos, media distancia, igual que el nuevo horario. En el caso del que sale a las 12.28, se trata de un trayecto con dos trenes, por Ávila, que dura 2 horas y 48 minutos y que no es operativo. En el sentido inverso hay cuatro viajes diarios, cinco con la nueva  incorporación.

 

Trenes pre estado de alarma

Desde el final del anterior estado de alarma, recuperar servicios ferroviarios suprimidos ha sido una de las obsesiones de las administraciones salmantinas y de los partidos políticos. La refriega para conseguirlo ha derivado en preguntas e iniciativas en el Congreso que han confirmado que, por ejemplo, los Alvia de Madrid no llegaban en tiempos pre pandemia al 50% de su capacidad, es decir, van prácticamente vacíos (ahora no llega al 30%) lo que complica a Renfe poder poner más servicios que resultarían deficitarios.

 

También se ha tratado la recuperación de los servicios con Valladolid, bastante mermados, y que ahora empiezan a retomar cierta 'normalidad', aunque falta. Esta conexión es importante ya que la estación de Campo Grande es origen de muchos otros trayectos. También se va a recuperar el tren directo Salamanca-Barcelona, en este caso vía Burgos, en vez de la combinación de Alvia-AVE que obligaba a cambiarse de estación y de tren en Madraid. Y sigue en el aire qué pasará con el Lusitania, el tren hotel nocturno que fue el primero del que se confirmó su supresión.