Salamanca recibe las primeras lluvias 'en condiciones' después de 125 días de secano

La noche del jueves y la madrugada del viernes suman más de 20 litros por metro cuadrado en nueve horas, las primeras precipitaciones 'serias' en cuatro meses.

La lluvia llegó, al fin, a Salamanca. Ha habido que esperar más de cuatro meses para que cayera algo más que las cuatro gotas que, a duras penas, se habían sumado en los últimos tiempos. Porque a pesar de que algo ha llovido, hacía mucho tiempo que no lo hacía más allá de registros por debajo del litro por metro cuadrado. Muy al contrario, entre la noche del jueves y la madrugada del viernes la capital ha registrado más de 20,7 litros por metro cuadrado muy bien recibidos.

 

La última vez que llovió 'en serio' fue el día 6 de julio cuando cayeron 19,5 litros; después se han registrado precipitaciones otros pocos días, muy pocos: el 7 de julio 0,8 litros, el 26 de agosto (6,7 litros), el 27 de agosto (4,5 litros) y el 28 de agosto (0,6 litros). En todo septiembre no se registró ni una sola precipitación, por minúscula que fuera, algo que ha quedado marcado como nuevo hito para el futuro: no ocurría desde noviembre de 1981 cuando tampoco cayó ni una sola gota. Y el mes pasado fue parecido: el día 15 de octubre cayó un chaparrón, aparatoso, pero con poca cantidad. Desde entonces, nada más que sequía.

 

Los más de 20 litros en nueve horas, desde las 21.00 del jueves 2 de noviembre a las 5.00 del viernes 3 de noviembre son, por tanto, la primera gran precipitación desde hace 125 días, los que han pasado desde aquel 6 de julio. En total, más de cuatro meses con precipitaciones muy escasas que acercan una situación cada vez más complicada, aunque en apariencia las reservas sean suficientes. El Ayuntamiento de Salamanca comunica cada día a la CHD el estado de las reservas y, aunque de momento se pide calma, no está tan lejos de restricciones que ya afectan a otras ciudades.

Noticias relacionadas