Salamanca por la seguridad al volante

Alumnos asistentes al seminario de Seguridad Vial dirigido a inmigrantes, impartido en CONFAES

La Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos, ha organizado un seminario de Seguridad Vial dirigido a inmigrantes, dentro del Plan de Acción para la integración social y laboral de la población inmigrante y emigrante, financiado por la Junta de Castilla y León.

Muchos de nosotros no podríamos imaginar nuestra vida cotidiana sin estar a los mandos de un vehículo. Conducir se ha convertido en un hábito diario para unos, semanal para otros. Dentro del tiempo que pasamos conduciendo, las reglas de la seguridad vial siempre están ahí, fundamentales para asegurar nuestros trayectos y ordenar el caos en el que se convierte el tráfico de cualquier ciudad.

 

Los españoles no suelen tener en cuenta la Seguridad Vial cuando conducen, según Teresa Martín, formadora de conductores desde hace más de dos décadas. “La mayoría de las personas que circulan son malos conductores. El mayor problema es la falta de cumplimiento de las normas de tráfico, porque sólo se aplican cuando están cerca la Policía o la Guardia Civil”, lamenta.

 

Normas que, a juicio de Martín, tampoco se cumplen fuera de nuestro país. “Si en España la formación vial es muy baja, en los países de origen de los alumnos es prácticamente nula”, destaca, antes de subrayar la importancia de realizar estos seminarios porque “ayudan a salvar vidas”. En este, más concretamente, se intenta concienciar de la aplicación de las reglas de la seguridad vial, explicando “los factores de riesgo que existen en los accidentes de tráfico, la seguridad activa y pasiva, junto a la conducción en condiciones climatológicas adversas”, detalla.

 

Con el fin de sensibilizar de la importancia de esta disciplina, evitar accidentes y mejorar la empleabilidad de los participantes, la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos, CONFAES, ha organizado un seminario de Seguridad Vial dirigido a inmigrantes, dentro del Plan de Acción para la integración social y laboral de la población inmigrante y emigrante, financiado por la Junta de Castilla y León.

 

Tecnología al servicio de la formación

 

Para que los alumnos sepan llevar a la práctica todos los temas que anteriormente se han enumerado, es necesario que además de conocer la teoría, dominen la práctica. Este seminario quiere hacerlo posible, utilizando la última tecnología adaptada a la formación de conductores. Un simulador que cuenta con todos los componentes de un vehículo común: cinturones de seguridad, salpicadero, intermitentes, limpiaparabrisas, palanca de cambios, freno de mano o llave de contacto y que, también, es capaz de simular cualquier situación al volante: conducción en ciudad, vías rápidas o en condiciones meteorológicas adversas como niebla, hielo o nieve en la carretera, etc.

 

Asimismo, Teresa Martín ha querido incidir en la peligrosidad que tiene conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, una práctica todavía común entre los más jóvenes. “Se trata de una práctica todavía muy extendida entre los conductores hasta 35 años, según lo que indican las estadísticas de accidentes”, destaca. Para ello, los alumnos han recurrido a unas gafas especiales que recrean estas circunstancias en distintos niveles, haciendo pruebas de equilibrio y precisión.

 

Evitar las prisas

 

Después de experimentar lo que sucede cuando se conduce un coche tras haber consumido cualquier cantidad de alcohol o de drogas, otro nuevo enemigo es el exceso de velocidad. Uno de los grandes errores que muchos cometen a los mandos de un vehículo inducidos por una situación de estrés. “El gran problema cuando se coge un coche, es que se hace con mucha prisa y las prisas para el tráfico no son buenas”, argumenta Martín.

 

En su opinión, muchas multan se evitarían si los conductores supieran prever los imprevistos. “Intentamos ganar en el coche los minutos que deberíamos ganar en otros momentos. Si sabemos que puede haber un atasco. ¿Por qué apuramos hasta el último minuto a salir de casa?”, se ha preguntado.