Salamanca 'pierde' vida con una reducción paulatina del número de nacimientos
Cyl dots mini

Salamanca 'pierde' vida con una reducción paulatina del número de nacimientos

(Foto: Arai Santana)

Capital y provincia sufren, con el paso de los años, un descenso dramático en la cifra de nacimientos, causa principal de su continua despoblación.

El número de nacimientos marca, en gran parte, el crecimiento poblacional de una ciudad o provincia, aunque existan otros factores como la mortalidad o la inmigración/emigración, que completan este 'problema'.

 

Tener un hijo en una ciudad, municipio o provincia significa varias cosas: en primer lugar, poder adquisitivo para poder tenerlo; en segundo, la apuesta por permanecer en el lugar elegido (en la mayoría de los casos); y en tercero, poder hacer frente a ello por la conciliación. Casi nada...

 

En el caso de Salamanca capital y provincia, la cifra de nacimientos ha sufrido un descenso paulatino con el paso de los años, sin una recuperación a la vista, más bien todo lo contrario. Tal es así que en el año 2018 nacieron en la ciudad 1.039 niños, por los 2.074 de la provincia, mientras que en 2008, por ejemplo, la ciudad registró 1.369 nacimientos, por los 2.899 de la provincia. 

 

Si nos remontamos a 1996, Salamanca capital contabilizó 1.169 nacimientos, mientras que la provincia hizo lo propio con 2.462... lo que deja un mal sabor de cara al futuro poblaciones de esta zona del país.

 

LOS NACIMIENTOS EN SALAMANCA (CAPITAL/PROVINCIA):

 

1996: 1.169 / 2.462 nacimientos

 

2000: 1.329 / 2.553 nacimientos

 

2008: 1.369 / 2.899 nacimientos

 

2010: 1.205 / 2.618 nacimientos

 

2016: 1.102 / 2.618 nacimientos

 

2017: 1.014 / 2.028 nacimientos

 

2018: 1.039 / 2.074 nacimientos