Salamanca pierde un autónomo cada tres días
Cyl dots mini

Salamanca pierde un autónomo cada tres días

En el conjunto del territorio español, sin embargo, los autónomos han crecido en 2018 cinco veces más que en 2017 y casi el doble que en 2016.

El paro ha bajado en 2018 (desde diciembre de 2017) en 210.484 personas en el conjunto del territorio español. 2018 cerró con 3.202.297 desempleados registrados, lo que supone un descenso del 3,2%. Castilla y León lidera el descenso (porcentualmente hablando) del paro en España con 15.623 parados menos en un año, un 9,6% de paro menos en un año, hasta alcanzar la cifra de 147.365 desempleados en la región. Le sigue el descenso del 8,8% del desempleo en Extremadura.

 

Sin embargo, Castilla y León es la comunidad autónoma que más afiliados al RETA pierde de las cuatro comunidades que pierden autónomos en España. Es decir, Castilla y León ha cerrado 2018 con 1.881 autónomos menos que en 2017, un descenso del 1% y que supone 5 autónomos al día menos. Sólo en el último mes la región ha perdido -541 autónomos.

 

Al contrario, en el conjunto del territorio español, los autónomos han crecido en 2018 cinco veces más que en 2017 y casi el doble que en 2016. En concreto, el incremento anual de autónomos se ha fijado en 49.986 personas más, es decir, un 1,6% más de autónomos en España en el último año.

 

En el caso de Salamanca, la capital y provincia charras han perdido 115 autónomos en un año, pasando de 26.937 en diciembre de 2017 a 26.822 en el mismo mes de 2018. Lo que significa que cada tres días, un trabajador por cuenta propia desiste y lo deja.

 

autonomos paro

 

Por provincias, es Zamora la que más autónomos pierde porcentualmente. Esta provincia ha registrado un 2,4% menos de autónomos en un año. Le sigue en mayor pérdida de autónomos Palencia con un descenso del 1,9%, León (-1,1%) y Soria (-1%).

 

“El envejecimiento y la falta de población han dejado de ser una preocupación social para ser un lastre económico” ha asegurado Soraya Mayo, presidenta de ATA CyL. “Las medidas aisladas para fomentar el emprendimiento no funcionan porque tenemos un problema estructural mucho más grave. Necesitamos atraer y retener gente en Castilla y León. No es casualidad que en Galicia, Asturias y Aragón, también pierdan autónomos; son regiones en las que el envejecimiento y la pérdida de habitantes está afectando a su economía, al igual que en Castilla y León”.

 

Por género destaca, como en el conjunto de España, el emprendimiento femenino. Son ellas las únicas que frenan algo la caída libre de los datos de autónomos en Castilla y León. En el último año las autónomas castellanas y leonesas han crecido en 266 mujeres, un incremento del 0,4%, frente al descenso del 1,6% de los varones autónomos.

 

Por sectores, en el último año en Castilla y León destaca el incremento de los autónomos en sectores como la educación y las actividades inmobiliarias (+6,4%) en contraste con la pérdida de trabajadores por cuenta propia en sectores mucho más tradicionales en la región como el comercio (-2,6%), la hostelería (-2,2%), construcción (-1,9%) o industria (-1,8%).

 

autonomos paro