Salamanca pierde atractivo entre los turistas extranjeros

Ha bajado acusadamente el número de viajeros internacionales que visitaron la provincia, alcanzando la cifra de 23.415, un 3,77% menos respecto a fechas anteriores. 

El mes de mayo ha deparado en la provincia de Salamanca un ascenso en el número de viajeros y pernoctaciones en comparación con el pasado año en estas mismas fechas, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Así, llegaron 59.853, lo que supone un ascenso del 4,76% respecto al año anterior. 

 

Sin embargo, en Salamanca no las tenemos todas consigo ya que ha bajado acusadamente el número de viajeros internacionales que visitaron la provincia, alcanzando la cifra de 23.415, un 3,77% menos respecto a fechas anteriores. 

 

No pasa lo mismo pasa con los visitantes nacionales que han aumentado un 11,09%, un total de 36.438 personas respecto a mayo del pasado año. A buen seguro, estos datos hayan engordado gracias a la celebración de varios congresos importantes debido al VIII Centenario de la USAL y al rodaje de varias películas y programas.

 

Por su parte, las pernoctaciones acumuladas en este tipo de establecimientos hoteleros durante mayo de 2018 fueron 99.237, un 6,44% más que en mayo de 2017. En el caso de las
pernoctaciones hay diferencias en la dirección de las cifras de nacionales y extranjeros, ya que las pernoctaciones de los primeros descienden un 13,01% situándose en 61.012 y las de los segundos descienden un 2,59% superando así, las 35.000.

 

La estancia media de los viajeros que vinieron a Salamanca durante mayo de 2018 se sitúa en los 1,66 días frente a los 1,63 de 2017. La estancia de los viajeros españoles se encuentra por encima de esta media (1,67) mientras que los viajeros internacionales se quedan, de nuevo, menos tiempo (1,63).

 

El nivel de ocupación fue, durante mayo de 2018, del 54,6% (subiendo al 72,22% los fines de semana) lo cual está 1,59 puntos por encima de la ocupación registrada en mayo de 2017 (53,01%). El fin de semana la variación de la ocupación fue de 2,14 puntos en positivo (70,08% en 2017). Vemos, por fin, como la ocupación en fin de semana empieza a superar sus valores del año anterior.

 

Este mes marca récord en los viajeros y pernoctaciones en mayo. En el caso de los viajeros supera, por muy poco los datos de 2016 y 2013. También se recoge la cifra más alta de la historia de Salamanca en el acumulado de las pernoctaciones, hasta mayo. Con las cifras acumuladas de viajeros y pernoctaciones internacionales sucede lo mismo.