Salamanca pierde 25.000 jóvenes en una década y solo gana población en la franja de más de 50 años

(Foto: Chema Díez)

El número de habitantes de entre 20 y 45 años pasa de superar los 115.000 en 2019 a los 90.000 de este 2019.

Los datos de población han vuelto a ser malos para Salamanca. La provincia vuelve a perder habitantes a pesar de la llegada de muchos más extranjeros, una cifra récord para la última década, pero la falta de nacimientos y la migración interior lastran cualquier recuperación. El resultado, que mientras el conjunto del país gana en población, la provincia está entre las muchas provincias de interior que lo pierden.

 

La principal merma, además, ataca directamente al futuro de la provincia. Según los datos del INE, Salamanca pierde población en prácticamente todas las franjas de edad, salvo algunos quinquenios en la adolescencia y entre los ya muy mayores. Fuera de ahí, la demografía salmantina es dual: hay muchos menos jóvenes y solo aumenta la población de los que ya superan los 50.

 

Según las cifras de población publicadas este martes, Salamanca ha perdido 25.859 habitantes en los últimos diez años de edades comprendidas entre los 20 y los 44 años. Se ha pasado de superar los 115.000 a rondar los 90.000 en una década, de 2009 a 2019. En la edad mediana, entre 45 y 65 años, se han perdido 10.701 habitantes ya que es una de las franjas en la que hay recuperación: entre los 50 y los 75 años hay unos 13.000 habitantes más, lo que envejece la población. Por encima de ese nivel, hay 5.000 personas de más de 65 años viviendo en Salamanca.

Noticias relacionadas