Salamanca ofrece un nuevo mirador y zona ajardinada junto a la muralla en el paseo de San Vicente

El acceso a este nuevo espacio se realiza a través de rampas peatonales desde el Paseo San Vicente

Salamanca cuenta con un nuevo mirador y zona ajardinada paralela a la muralla en el paseo de San Vicente para el disfrute y esparcimiento de las personas. De este modo, se ha puesto en valor este espacio, situado en las proximidades del Cerro de San Vicente, donde se conservan los restos arqueológicos de la aldea originaria de la ciudad de Salamanca, y se ha mejorado sustancialmente esta zona de la ciudad.

 

Esta parcela carecía de uso y era inaccesible. Gracias a esta actuación, las personas pueden entrar en esta nueva zona ajardinada a través de dos accesos peatonales desde el Paseo de San Vicente.

 

En este nuevo espacio público con una superficie de 2.600 metros cuadrados y una longitud de 115 metros lineales, se han creado caminos de terrizo y tres parterres, que se han ajardinado con plantas arbustivas y aromáticas, como abelia, berberi o lavandas. Se han plantado, además, hiedra  para tapizar la zona más escarpada y dar continuidad al muro vegetal de la zona sur del Teso de San Nicolás.

 

Los paseos de tierra están delimitados por una valla y disponen de luminarias led, de bajo consumo energético, como guía.

 

Estos trabajos se han completado con la decoración del muro de la valla del Colegio Mayor Hernán Cortés con un grafiti ornamental con la naturaleza como protagonista.