Salamanca necesitaría 5.000 plazas públicas de guardería para poder universalizar la etapa 0-3 años
Cyl dots mini

Salamanca necesitaría 5.000 plazas públicas de guardería para poder universalizar la etapa 0-3 años

El plan del Gobierno para universalizar el primer ciclo de Infantil choca con la falta de plazas en centros públicos: sólo uno de cada cuatro niños salmantinos está escolarizado en algún centro.

La etapa 0-3 años está en el centro del debate educativo. Las propuestas del nuevo Gobierno para universalizar la educación pública en esta etapa, incluía la promesa de la dotación económica necesaria para hacerlo real, llegan cuando se acerca la época en la que muchos padres tienen que empezar a buscar plaza en las escuelas infantiles, dependientes de los ayuntamientos y las autonomías. Ahí es donde los planes para una futura universalización topan con la realidad de una etapa educativa regulada como pública, pero con una gran escasez de plazas. El resultado es que, a día de hoy, Salamanca necesitaría 5.000 plazas más de guarderías infantiles para cumplir con el objetivo de hacer universal la educación en la etapa 0-3 años

 

En total, y según los datos del INE a fecha 1 de enero de 2018, en toda la provincia de Salamanca están empadronados 6.637 niños de 0 a 3 años. De ellos, según datos del Ministerio de Educación, están escolarizados en primer ciclo de Infantil 1.689; son un 25% del total de niños de esta etapa escolar. Harían falta otras 5.000 plazas para cubrir toda la demanda, pero el problema es que la oferta pública está muy lejos. Ni las de la capital, las más numerosas en plazas, ni las de la Junta ni las de otros municipios lograrían cubrir la demanda.

 

En la capital funcionan, a día de hoy, escuelas del Ayuntamiento y de la Junta, pero juntas su oferta se queda muy lejos de la demanda potencial. Eso se traduce cada año en largas listas de espera y en multitud de solicitudes que se rechazan porque no hay vacantes suficientes: son cerca de 400. En la ciudad están censados más de 3.600 niñas y niños de estas edades (hasta los 4 años son 5.300) y las plazas disponibles en estos centros son unas 400, es decir, una por cada 9 solicitudes. Faltarían más de 3.000 plazas públicas que deberían ofrecer ayuntamiento, diputación y Junta, pero la tendencia no es esa.

 

En el último proceso de cobertura de plazas del Ayuntamiento de Salamanca, del total de solicitudes recibidas, el 30 % han sido rechazadasEste porcentaje es especialmente alto en lo que se refiere a las plazas para las y los niños de 1 a 2 años, puesto que el 75% se ha quedado sin plaza, lo que hace que 88 familias estén en lista de espera. Tras esta cifra se sitúa la del tramo de 0 a 1 año, con 58% de solicitudes denegadas (23 bebés) y, en último lugar, el de 2 a 3 años, donde la oferta es mayor (el 2% se han quedado fuera, en concreto, 15 niños y niñas). A pesar de ello, los planes del Ayuntamiento no pasan por ampliar la oferta de plazas a pesar de algunos intentos.

 

En el caso de las de la Junta, para las tres de la capital (hay otras en Béjar con 73 plazas) hay 150 plazas, pero cada año una lista de espera que ronda las 200 solicitudes sin atender porque las vacantes son pocas. Y en el caso de la Diputación de Salamanca, baste decir que la institución provincial ha sentenciado su cierre progresivo. Para este curso ya no se ha abierto matrícula para niños de 0-1 años, y en cuestión de menos de un año habrá cerrado dejando fuera a 40 familias. Por último, hay que tener en cuenta que muchos ayuntamientos ofrecen plazas de guardería pública, pero restringidas a población empadronada.

Noticias relacionadas