Salamanca mediterránea: plantará naranjos y limoneros criados en su jardín botánico por toda la ciudad
Cyl dots mini

Salamanca mediterránea: plantará naranjos y limoneros criados en su jardín botánico por toda la ciudad

Limones en un limonero. Foto: EP

El nuevo botánico de Huerta Otea incluirá un invernadero para cultivar plantas y el alcalde anuncia que habrá limoneros y naranjos y que servirán para arbolar la ciudad.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha dado un detalle interesante en la presentación del proyecto para convertir el Parque Botánico de Huerta Otea en un Centro Ambiental Integrado de energías renovables. La actuación para reverdecer este enclave de la ciudad incluirá un invernadero para crear cultivos y plantas y de ahí saldrán ejemplares para plantar en la ciudad.

 

Durante la presentación, Carbayo ha asegurado que "Salamanca va a tener naranjos y limoneros que se plantarán por toda la ciudad" y que saldrán de este nuevo invernadero, que es una parte del proyecto para impulsar este parque botánico que existe desde hace unos años en una zona en la que se han volcado las mejores de este barrio. 

 

En conccreto, se creará un recinto cerrado con vallado perimetral en el que estará el Centro Ambiental Integrado, formado por un jardín ZEN y un invernadero para realizar los cultivos y experimentaciones compatibles con el parque. El invernadero acristalado, que tendrá una superficie de 250 metros cuadrados, estará equipado con un sistema de telegestión para el control del clima para ventilación de techo, pantalla de sombreo, generadores de aire caliente y ventiladores removedores, independientes para cada zona de trabajo.

 

En la actualidad, el ayuntamiento recurre a especies pequeñas para la plantación de árboles, especialmente en el casco urbano, con 'arbolitos' de pequeño porte de algunas variedades con un crecimiento limitado. Los naranjos y limoneros vendrían a aumentar la variedad.

 

Muro verde en el vial del hospital y pérgolas florales

El proyecto del Parque Botánico de Huerta Otea plantea diversas actuaciones de biodiversidad que mejorarán el resultado final, favoreciendo la introducción de nuevas especies vegetales y animales. Para ello, se crearán pequeños hoteles de insectos, se instalarán cajas nido para aves, cajas refugio para murciélagos, se habilitará un talud arenoso para zapadores, y se instalarán pérgolas y vallados de gaviones y estanques con vegetación acuática, entre otras actuaciones.