Salamanca mantiene el censo de vacas de leche, con 5.000 animales

Los últimos datos del ministerio de Agricultura revelan que la cifra de animales se ha mantenido con el paso de los años, con un precio de 0,32 euros por litro.

El sector del vacuno de leche se ha convertido en una labor casi residual en el conjunto de España, con un descenso paulatino del número de profesionales que se dedica a esta actividad. Al menos eso es lo que reflejan los datos del ministerio de Agricultura, y que denuncia una vez más el colectivo Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, que asegura que el paquete lácteo es "completamente insuficiente" para los ganadores españoles tras hacer el primer balance de los tres años que lleva el vacuno de leche sin las cuotas lácteas, según ha informado en un comunicado.

 

En concreto, la organización señala que, según datos oficiales, desde el fin de las cuotas, el pasado 1 de abril de 2015, han desaparecido en España 2.530 ganaderos, lo que supone que cada día han abandonado la actividad 2,5 ganaderos, registrándose la mayor caída en Galicia con 1.514 ganaderos menos, seguida de Asturias Castilla y León con 285 y 269 ganaderos menos respectivamente. En la actualidad en España tan solo quedan 14.424 ganaderos.

 

No en vano, este hecho no se ha extrapolado a la provincia de Salamanca, cuyo censo de vacas de leche se mantiene con el paso de los años, eso sí, en un nivel muy bajo, y sin ninguna opción de crecimiento. Así, los últimos datos oficiales revelan que la cifra de vacas de leche es de 4.997 (noviembre 2017), por las 4.851 de 2016, las 4.829 de 2015, las 4.824 de 2014 o las 4.625 de 2010. Tampoco varía en exceso este volumen en relación a noviembre del año 2005, cuando el censo era de 5.284 vacas.

 

Estos números quieren decir que este sector se mantiene en Salamanca, pese al leve descenso de la última década, con un precio que en la actualidad está fijado en el ámbito nacional en 0,32 euros por litro, insuficiente para las necesidades de los ganaderos que demandan una mayor subida, más aún cuando se cumplen tres años del fin de las cuotas lácteas.

 

Las casi 5.000 vacas de leche que existen en las explotaciones de la provincia de Salamanca suponen tan solo el 1,8% del censo total de vacas, que asciende a 277.097 cabezas de ganado.

 

CONSUMO DE LECHE EN ESPAÑA

 

Por otro lado, y según el último informe del Ministerio, el consumo de leche y productos lácteos en España tiene una estructura diferente a la del resto de los países de la UE debido a que el consumidor español se decanta en especial por la leche de consumo, principalmente de larga duración, así como hacia un consumo más alto de yogures y quesos, y por otro lado un consumo muy inferior de mantequilla.

 

En los últimos años se asiste en España a una tendencia descendente en el consumo de leche y productos lácteos. Se observa además una marcada estacionalidad en el consumo de lácteos con un descenso más marcado en los meses de verano.

 

España es importadora neta de leche y productos lácteos ya que su consumo interno no es satisfecho con la producción nacional. En todo caso, se observa un progresivo aumento de las exportaciones y un descenso de las importaciones, si bien el balance comercial sigue siendo negativo.

 

En España, el último precio disponible es para el mes de diciembre de 2017 que se sitúa en 32,43 €/100 kg, según datos del FEGA, lo que supone un descenso del 0,3% con respecto al mes anterior y en relación al mismo mes del año anterior, representa un aumento aproximadamente el 7%. Es la primera bajada de precio tras cuatro subidas consecutivas.