Cyl dots mini

Salamanca logra contener a los que se saltan las cuarentenas: solo nueve pillados fuera de casa en una semana

El número de los salmantinos en cuarentena sorprendidos saltándose se reduce paulatinamente: de casi 80 la primera semana a solo nueve la última. La vigilancia de la Policía Local, clave.

Salamanca atraviesa por una delicada situación, con la incidencia de nuevos positivos por Covid disparada por encima de los 650 y la ciudad confinada perimetralmente a la espera de una mejoría, o de nuevas medidas que apuntan a un toque de queda. El foco está puesto en la vigilancia del uso de mascarillas, las aglomeraciones en el ocio nocturno y las fiestas en pisos, que han generado centenares de multas desde el 1 de octubre. Sin embargo, hay una cuestión en la que la Policía Local ha librado una imporrtante batalla: el control de los cuarentenados.

 

Una batalla que hoy se puede decir ganada, porque los agentes detectaron solo a nueve salmantinos saltándose la cuarentena la semana pasada de 191 domicilios visitados. Y en las tres últimas semanas fueron solo otros seis (cinco y uno), muy lejos de los 122 a los que se sorprendió en los primeros días. De hecho, de los más de mil cuarentenados a los que se ha visitado desde finales de septiembre solo se ha sorprendido saltándose el confinamiento a 131, un 15%.

 

A finales de septiembre, con la ciudad bajo un programa estricto de restricciones a la vida social, la Junta puso la lupa sobre este colectivo, de número entonces desconocido, al que se culpaba de ser causante de la transmisión comunitaria. Eran personas que estando pendientes de una prueba, ya con síntomas, o con una PCR positiva, no hacen o no respetan escrupulosamente la cuarentena obligatoria. Para localizarlos, la Policía Local puso en marcha un dispositivo conjunto con la Policía Nacional para visitar, uno por uno, a los integrantes de una lista de personas que tenían que estar confinadas. Empezó el 18 de septiembre.

 

La primera semana fue decepcionante. Se pilló a 81 salmantinos saltándose la cuarentena, y se pidió para ellos la máxima dureza en las sanciones. La cifra subió todavía entre finales de septiembre y principios de octubre de manera preocupante, acompañando los datos sobre el avance de los contagios. Pero desde hace tres semanas parece bajo control: 15 cuarentenados pillados en la calle en 21 días así lo indican.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: