Salamanca llega hasta las 18.575 bajas por incapacidad temporal en 2018

Foto: Arai Santana

El grupo diagnóstico que más procesos ha supuesto es el de otros trastornos y trastornos no especificados de la espalda.

El número de bajas por incapacidad temporal (IT) en Castilla y León a lo largo de 2018 ascendió a 192.186, lo que supone un 12,3 por ciento más que el año anterior y un aumento acumulado del 34,9 por ciento desde 2013, ejercicio en el que finalizó una tendencia descendente iniciada en 2008.

 

El número de bajas registradas entre los 911.391 afiliados activos medios a la Seguridad Social (un 1,8 por ciento más que en 2017) fue de 93.396 entre los hombres (48,6 por ciento) y 98.788 de mujeres (51,4) y supusieron una media de 16.016 bajas al mes, según los datos de la Consejería de Sanidad recogidos por Europa Press.

 

Frente a las 192.186 bajas, el número de altas fue de 189.289, un 12,1 por ciento más (una media de 15.774 al mes) y éstas han aumentado un 33,8 por ciento desde 2013 después, al igual que las bajas, de un periodo descendente en los cinco años anteriores. La evolución del número de días de baja de las altas tramitadas en la Comunidad se comporta de manera análoga a los grá¦cos de las altas y bajas, con un descenso en el periodo 2008-2013 y posterior aumento desde entonces (del 39,5 por ciento) hasta los 9.607.693 días.

 

Por provincias, el mayor número de bajas se registró en Valladolid, con 53.246 (un 13,2 por ciento más), seguida de Burgos con 37.925 (un 14,1 por ciento de incremento) y León, con 29.930 (aumentan un 9,5 por ciento).

 

Por debajo de las 20.000 ya se sitúa Salamanca (18.575, un 10,4 por ciento más), Palencia (14.982, un 10,6 por ciento más) y Segovia (11.494, un 11 por ciento de incremento). A continuación se sitúa Ávila, con 9.152, que registra un incremento de un 13,8 por ciento, Zamora (8.498, un 8,7 por ciento más) y Soria (8.384, un incremento del 20,5 por ciento).

 

El grupo diagnóstico que más procesos ha supuesto es el de otros trastornos y trastornos no especificados de la espalda, con 16.465 y 898.420 días de baja, con 54,6 días por proceso, seguido de otras gastroenteritis y colitis no infecciosas y las no especi¦cadas, que generaron 13.569 procesos y 121.792 días de baja (9 por proceso).

 

Por detrás se situaron los trastornos de ansiedad, disociativos y somatomorfos, con 9.520 procesos y un número más elevado de días de baja que el anterior, con 824.717 y una duración media de 86,6 días por proceso, la cifra más alta de entre los diez más frecuentes.