Salamanca, la ciudad más participativa de toda España en el concurso de Aula de Patrimonio

Instituto Venancio Blanco, de Salamanca

Un total de nueve centros educativos de la ciudad de Salamanca han participado en el programa pedagógico Aula de Patrimonio convocado por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España (GCPHE) y lo han hecho presentando quince trabajos.

Los centros participantes han sido: el colegio San Estanislao de Kotska, Maestro Ávila, Fernando de Rojas, Venancio Blanco, Fray Luis de León, Misioneras, La Milagrosa, Antonio Machado y Santa Teresa de Jesús.

 

La ciudad de Salamanca ha sido la más participativa de todas las que forman parte del GCPHE, ya que el número de trabajos presentados por los escolares salmantinos representa  casi el 50% del total de trabajos presentados por las ciudades que forman parte de este Grupo, que han sido 32. 

 

De entre las propuestas enviadas por los centros de Salamanca se elegirá un ganador local que participará en el certamen nacional y que obtendrá como premio un vale canjeable por material inventariable tecnológico, por valor de 1.000 euros.

 

El centro ganador del certamen nacional se dará a conocer a primeros del mes de mayo y obtendrá como premio un viaje para los alumnos de la clase autora del trabajo a una de las 15 Ciudades Patrimonio de la Humanidad. El viaje será de tres días y los gastos de transporte, alojamiento y manutención correrán a cargo del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. La clase será acompañada por un máximo de tres profesores del centro.

 

Los destinatarios de este programa son escolares de centros educativos del Primer Ciclo (1ª 2ª y 3º curso) de Educación Secundaria de centros públicos y concertados de las ciudades que forman el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

 

Los principales objetivos de este certamen son: facilitar el conocimiento de las 15 Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España por parte de los escolares participantes; concienciar a los escolares de la importancia de vivir en una Ciudad Patrimonio de la Humanidad; y poner en valor el trabajo que, juntas, desarrollan estas 15 ciudades en red a través del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

 

También se busca fomentar entre los escolares una actitud de ciudadanía activa, promoviendo el conocimiento y disfrute del patrimonio urbano de las ciudades e impulsando experiencias didácticas que promuevan el uso de las ciudades como recurso educativo.