Salamanca, la ciudad de los 'arbolitos'

Ejemplares plantados hace más de dos años en el parking de la calle La Radio.

El Ayuntamiento recurre a la plantación de ejemplares de bajo porte en parques y alcorques para minimizar el impacto de la eliminación de árboles en espacios como La Aldehuela o la frustrada en la plaza de Los Bandos. En varios de los nuevos espacios verdes no se llega a plantar ni un sólo ejemplar.

Zonas de perros, pistas polideportivas, miles de metros de césped, kits de juegos infantiles, 32 zonas de aparatos biosaludables y hasta escenarios... pero muy pocos árboles. Este es el plan del Ayuntamiento de Salamanca para los nuevos parques, zonas verdes, aceras y plazas urbanas en las que los árboles han perdido todo el protagonismo. En realidad, no sólo lo han cedido a todo tipo de equipamientos, sino que su secundario lugar se ha cedido a los 'arbolitos'.

 

Los 'arbolitos' son especies de pequeño porte, fundamentalmente aligustres y plátanos, que el consistorio ha plantado de manera habitual en sus últimas actuaciones 'verdes'. Se compran así en viveros, pero en el caso de los primeros no son grandes ni cuando crecen. Los hay en los recurrentes solares convertidos en aparcamientos, donde se plantan en medio de grandes superficies de asfalto. Pero también en parques de nuevo cuño y en alcorques. El apelativo de 'arbolitos' se lo puso el propio Alfonso Fernández Mañueco cuando presentó su frustrado proyecto para remodelar la plaza de Los Bandos... y sustituir los actuales ejemplares por 39 pequeños árboles con la excusa de que se viera el entorno.

 

La plantación de estos pequeños ejemplares parece más una manera de salvar el negativo balance arbóreo de la ciudad. De hecho, analizando los proyectos presentados en los últimos meses se comprueba que la política municipal en cuanto a árboles es bastante restrictiva. Son muchos los casos en los que la renovación de un parque no incluye ni un árbol nuevo, lo normal es que se recurra a los 'arbolitos' y, cuando se hace, son pocos ejemplares. Hay varios modelos de actuación.

 

Hay casos como el del aparcamiento de la calle La Radio, que se inauguró con los tronquitos de los futuros árboles y sin zonas verdes. A día de hoy, los aligustres plantados no pasan de 'arbolitos' y no dan ninguna sombra. En su día se anunciaron 80 nuevos ejemplares para 300 plazas de aparcamiento, un balance muy desequilibrado. Lo mismo pasa en el resto de los flamantes parking improvisados estos años con asfalto, en los que los árboles en miniatura cubren la 'cuota verde'... cuando los hay. Estos aparcamientos suman 2.800 plazas, con muchísimos menos árboles.

 

En La Aldehuela se van a plantar otros 300 para 'adornar' el futuro aparcamiento... con ellos se pretende sustituir los 250 ejemplares de su chopera que están siendo talados en los últimos días. También se han talado ejemplares por parte de la CHD en el arreglo del camino de los chiringuitos, eso sí, siempre con un diagnóstico: están enfermos o han superado su vida útil, como dijo el alcalde de los de la chopera.

 

En el parque de Garrido, afortunadamente, se guardaron los viejos ejemplares y se han vuelto a plantar; el Ayuntamiento anunció un 14% más de ejemplares en la reforma... cuota que se ha cubierto con arbolitos. El nuevo parque Nebrija fue inaugurado también con el césped sin crecer y es el 'reino' de los arbolitos, aunque en este caso son testimoniales: tiene 75 pequeños ejemplares para 28.000 metros cuadrados.

 

En algunos de los nuevos parques proyectados no se ha puesto ni un sólo árbol nuevo. En la reforma del de Salesas o plaza Colón no hace falta, pero la conversión en parque de la plaza de Baleares no ha sumado ni un árbol nuevo, igual que la reforma de plazas y patios en el barrio de San José, donde se limita a conservar los que hay (eso sí, ya crecidos). También se mantiene el censo, afortunadamente, en el parque de Jesuitas y en la reforma del de Salesas.

 

Las excepciones, los 120 pinos plantados en el parque Juan Tenorio y los pocos que se van poniendo en avenidas como Juan de Austria (5), avenida de Villamayor y camino de las Aguas (once), calle Juan Miguel (dos)... insuficiente para recuperar masa arbolada en una ciudad que ha apostado por los 'arbolitos'.

Noticias relacionadas