Salamanca estudiará de inmediato dónde instalar puntos de recarga de coches eléctricos antes de 2018

Foto: EUROPA PRESS

El pleno aprueba de manera conjunta entre todos los grupos el desarrollo de la primera red pública de puntos de recarga para coches eléctricos en Salamanca.

Salamanca tendrá, al fin, su primera red de puntos de recarga para vehículos eléctricos, una alternativa de movilidad cada vez más extendida y en la que la ciudad se ha quedado atrás a pesar de las promesas, los anuncios y los acuerdos. En esta ocasión, parece que con 2018 como fecha tope va a ser definitivo que la capital desarrollará una red de puntos de carga para un tipo de vehículos que tiene presencia entre instituciones como la Usal o el propio Ayuntamiento.

 

Este es el resultado de la propuesta presentada por el concejal de C's Fernando Castaño, dada a conocer este mismo miércoles. La iniciativa ha sido adoptada como declaración institucional en la que se han incluido dos compromisos básicos. Por un lado, la elaboración inmediata de un plan para el desarrollo de la primera red pública de puntos de recarga; y por otro, su puesta en funcionamiento antes de 2018.

 

Para ello, se trabajará en el modelo que se pretende, aunque hay puntos de partida. El plan de movilidad incluye 18 puntos de recarga en vías públicas y 36 en aparcamientos públicos, todos gratuitos: no se ha puesto ninguno. La red de cargadores se limita a los de la Usal en facultades y campus y los que tienen hoteles y negocios privados. En junio de 2013, el alcalde presentó el diagnóstico para la difusión e implantación del vehículo electrico en Salamanca. El documento incluía la localización de 21 emplazamientos donde podrían ubicarse estaciones públicas de recarga para este tipo de vehículo. Sin embargo, y según la web movilidad eléctrica de Castilla y León, no se ha puesto en servicio ninguno.

 

Así que es bastante fácil elegir dónde van a ir esos puntos de recarga. Después hay que determinar el régimen de uso para los mismos. En las ciudades más adelantadas en este tema, la recarga es gratuita al menos los primeros años, y se ha hecho un registro de usuarios que con una tarjeta pueden acceder a las recargas eléctricas. Además, esta medida se acompaña con exenciones en el pago de la zona azul o rebajas del impuesto de circulación, estas últimas, ya previstas en Salamanca.

Noticias relacionadas