Salamanca estrena hidrogeneras: dónde van a estar las dos primeras del combustible con más futuro
Cyl dots mini

Salamanca estrena hidrogeneras: dónde van a estar las dos primeras del combustible con más futuro

Naturgy instalará dos hidrogeneras en Peñaranda de Bracamonte y Carbajosa de la Sagrada antes del 2025.

Naturgy ha presentado al Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico; al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y al Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España un proyecto para la construcción de 38 hidrogeneras a nivel nacional, cuatro en Castilla y León, que busca dar servicio de repostaje de hidrogeno al entorno urbano a interurbano y potenciar así la movilidad sostenible en la Península Ibérica. En una segunda fase la infraestructura total a desarrollar llegará a las 120 hidrogeneras. 

 

Las cuatro estaciones de repostaje ubicadas en Castilla y León estarán en las localidades de Peñaranda de Bracamonte (Salamanca), Carbajosa de la Sagrada (Salamanca), Cabezón de Pisuerga (Valladolid) y Palencia. En el caso de las plantas de Salamanca y Valladolid, se construirán en centros logísticos de la zona. En el caso de Palencia, su construcción se realizará en instalaciones del Ayuntamiento municipal.

 

Cómo funcionan

La iniciativa plantea dos modelos de hidrogeneras en su primera fase: 20 hidrogeneras con producción de hidrógeno in situ en la instalación por medio de un electrolizador o una planta externa; y 18 hidrogeneras sin producción in situ. En todas ellas, el hidrógeno se suministrará a los vehículos por medio de un surtidor adaptado a las necesidades de los vehículos.

 

La red de 38 hidrogeneras estarían distribuidas a lo largo de la geografía nacional, aprovechando los centros de producción de hidrógeno de la compañía ubicados en La Robla, Meirama, Valencia, Palos y Alcázar de San Juan. De estas 38, seis estarían ubicadas en Andalucía; cinco en Castilla-la Mancha; cuatro en Castilla y León y en Cataluña; tres en la Comunidad de Madrid; dos en Galicia, Comunidad Valencia, la Región de Murcia, Aragón, Navarra y Extremadura; y una en Baleares, Asturias, Cantabria y País Vasco. 

 

La compañía estima disponer de las 38 hidrogeneras antes de 2025, aunque el 80 por ciento se pondrán de ellas se pondrán en funcionamiento entre 2023 y 2024. El dimensionamiento de las hidrogeneras se ha realizado en base a una potencial demanda anual de unos 75.500 kg de hidrógeno, equivalente al repostaje de 13 autobuses o bien de 100 vehículos ligeros. Adicionalmente se evaluará posteriormente que la red de hidrogeneras pueda alimentar al transporte ferroviario en la red nacional. 

 

Beneficios ambientales

A nivel medioambiental, el uso de las nuevas tecnologías que plantea este proyecto supone una reducción de emisiones respecto a tecnologías convencionales. La compañía calcula un ahorro de energía primaria no renovable en 124 GWh/año y una reducción de emisiones de más de 30.000 toneladas de CO2 al año. 

 

El despliegue de esta red de hidrogeneras supone una innovación ya que permitirá atender las necesidades de desarrollo de movilidad sostenible y aumentar la red europea de estaciones de repostaje de este combustible. Además, validará un nuevo modelo de infraestructura que además sumará sinergias con la red de gasineras que la compañía opera ya en Europa, explcia la compañía en un comunicado.

 

El hidrógeno verde es una de las principales palancas de descarbonización del sector energético tanto a nivel nacional como europeo, aunque su penetración como vector energético renovable se encuentra todavía en una etapa muy incipiente. Las previsiones vaticinan que la demanda de hidrógeno, que actualmente asciende a unos 60 millones de toneladas a nivel mundial, podría incrementarse en la próxima década entre un 60 y un 120 por ciento.

 

España, por sus características geográficas y climáticas, es el país con mayor potencial de producción de hidrógeno en Europa, con un potencial por encima de los 3.000 TWh al año; y la Hoja de Ruta incluye entre sus objetivos nacionales de implantación del hidrógeno renovable a 2030 alcanzar los 4 GW de potencia instalada de electrolizadores.