Salamanca erradica el Aujeszky de las explotaciones de porcino

Libres. Alba y Peñaranda ya no cuentan con granjas positivas en el último chequeo realizado por los servicios veterinarios.
R. M. F.

Se han cumplido las previsiones de la Consejería de Agricultura y Salamanca ya está libre de Aujeszky, una enfermedad que afectaba a la cabaña de porcino principalmente en las comarcas de Alba de Tormes y Peñaranda, con la puesta en marcha de un programa riguroso y específico de vacunación que ha permitido una reducción paulatina de este mal.

Ha costado muchos años de trabajo, la aplicación de un plan de erradicación y cuantiosas pérdidas económicas por elevar los costes de producción, pero el último chequeo realizado por los servicios veterinarios de la Junta revelan que ya no hay explotaciones positivas, frente a las tres –dos en Alba y una en Peñaranda– que se registraron en el anterior análisis, como confirmó a este diario el director general de Producción Agropecuaria, Baudilio Fernández-Mardomingo. Ambas unidades veterinarias, junto a Guijuelo, Tamames y La Fuente han llegado a superar la prevalencia del 19%, situándose Salamanca, junto a Soria y Segovia, como las provincias más afectadas por el Aujezsky.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de Europa está considerada libre de Aujeszky, con lo que no pueden ir animales vivos y, en algún caso, tampoco canales de explotaciones de países que no procedan de unas zonas de la misma calificación, lo que ha supuesto un importante freno a las ventas.

La restricción de movimientos para las explotaciones con animales positivos ha constituido una de las principales barreras en la comercialización del porcino en otros países, de ahí el interés de las administraciones por acabar con una enfermedad que afecta al sistema nervioso del cerdo, provocando abortos en las reproductoras y un engorde más lento de los destinados a cebo.

Los últimos cinco años la Dirección General de Producción Agropecuaria intensificó la lucha contra esta enfermedad que en 2005 registraba una incidencia superior al 10% en cinco de las doce unidades de la provincia. En la comarca de Alba superaba el 37,15% y el 19,38% en La Fuente.

La Junta inició en 2005 junto al Ministerio un programa para la erradicación del Aujeszky que incluía la vacunación y un exhaustivo control de las reproductoras y del movimiento de los animales, medidas que han sido claves para que después de muchos años, las granjas de porcino de Salamanca estén libres de esta enfermedad.

En el conjunto regional y nacional, el programa de lucha, control y erradicación de la enfermedad sigue avanzando favorablemente, y sólo dos comarcas ganaderas, de las 495 comarcas en que se divide el territorio español, presentan una prevalencia media en explotaciones porcinas de reproductores superior al 10 %. Con estos resultados se está avanzando hacia la consecución del objetivo final, que es declarar a España como un país libre de la enfermedad de Aujeszky y eliminar las restricciones comerciales que esta enfermedad conlleva.