Salamanca, en riesgo este 10 de febrero por vientos: rachas que podrían alcanzar los 80 km/h
Cyl dots mini

Salamanca, en riesgo este 10 de febrero por vientos: rachas que podrían alcanzar los 80 km/h

La Agencia Estatal de Meteorología (Amet) pone en alerta amarilla en Salamanca. 

La nieve, el viento, las tormentas o el fuerte oleaje pondrán este miércoles con aviso de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) a buena parte de la Península y Baleares, excepto a Extremadura, oeste de Andalucía y Navarra, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

 

En concreto, el riesgo por viento importante, con rachas que pueden soplar incluso hasta a 90 kilómetros por hora, afectará a Tarragona, Almería e Islas Baleares, mientras que el aviso por viento será amarillo, por rachas de hasta 80 kilómetros por hora en Albacete, Murcia, Almería, Granada, Jaén, Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Teruel, Castellón, Valencia, Alicante, Ávila, Salamanca, Segovia, Madrid, Barcelona, Tarragona.

 

Además, las nevadas afectarán con riesgo importante, porque se esperan acumulaciones de 20 centímetros de nieve en el Pirineo de Huesca. Mientras, tendrán aviso amarillo, porque acumularán hasta 12 centímetros de espesor, las provincias de León, Palencia, Zamora, Asturias, Lugo, Orense, Lérida, Burgos, Soria, Teruel y Madrid.

 

En cuanto a los fenómenos costeros, todo el litoral de la Península y de Baleares excepto Huelva, Murcia y Castellón tendrán riesgo. El aviso será naranja en La Coruña, Pontevedra, Granada, Almería, Ibiza, Formentera y el sur de Mallorca.

 

Mientras el aviso será de nivel amarillo en el litoral del País Vasco, Cantabria, Asturias, Lugo, el litoral de Cataluña, sur de Valencia, norte de Mallorca y Menorca, Murcia, Málaga y Cádiz.

 

En general este miércoles estará marcado por las nevadas en el centro y norte peninsular y por el viento fuerte en el Cantábrico, Alborán, Baleares, puntos del litoral mediterráneo oriental y áreas montañosas del este peninsular. También se esperan tormentas.

 

Esta situación se debe a la inestabilidad posterior al paso de un frente atlántico que ya habrá superado las Baleares y que dejará cielos nubosos o cubiertos y precipitaciones en la mayor parte de la Península durante la madrugada.

 

También se esperan precipitaciones durante la mañana y en las horas centrales del día en Baleares, donde se esperan las más intensas y acompañadas de tormenta.

 

Las excepciones son el Cantábrico oriental y el Pirineo, donde se mantendrán la nubosidad abundante y las precipitaciones hasta bien entrada la tarde, y la mayor parte del litoral mediterráneo peninsular, donde predominarán los cielos poco nubosos o con nubes de tipo alto.

 

Por la tarde, un frente cálido entrará por el oeste de la Península y provocará un aumento de la nubosidad así como algunas lluvias débiles. En Canarias se esperan intervalos nubosos, con probables chubascos en las islas montañosas.

 

Las precipitaciones serán en forma de nieve en la cordillera Cantábrica y en los sistemas Central e Ibérico; con una cota situada en 1.100 a 1.500 metros al principio del día y que bajarán hasta los 900 o 1.000 metros durante la madrugada y por la mañana. En el Pirineo las nevadas se darán a partir de 1.200 metros.

 

En cuanto a las temperaturas, la AEMET prevé que suban en la vertiente atlántica, sureste y norte de Aragón y de Cataluña. Las mínimas tenderán a subir en la mitad sur peninsular y a bajar en la mitad norte. En el resto del país no se esperan cambios significativos y las heladas serán débiles y afectarán a áreas de montaña.

 

Por último, el viento soplará de componente oeste en la Península y Baleares, fuerte o con intervalos de fuerte en el Cantábrico, Alborán, Baleares, puntos del litoral mediterráneo oriental y áreas montañosas del este peninsular, amainando a lo largo del día. En Canarias, viento flojo, variable o de componente norte.