Salamanca en el mapa de Europa del Covid: una de las provincias donde la pandemia golpeó antes y con más fuerza
Cyl dots mini

Salamanca en el mapa de Europa del Covid: una de las provincias donde la pandemia golpeó antes y con más fuerza

La mortalidad causada por la Covid-19 llegó a Salamanca solo 2-3 semanas después de alcanzar su pico en Italia, y solo por detrás de Soria, Segovia y Madrid. La provincia es una de las pocas de Europa donde se ha multiplicado hasta por cuatro la mortalidad.

Un paso rápido y arrasador desde muy pronto. Así describe Eurostat la irrupción en Salamanca de la Covid-19, la enfermedad provocada por el coronavirus de Wuhan, que ha dejado más de 370 fallecidos en el Hospital (y otras 1.300 altas) y otras 867 muertes en residencias. Una pandemia que ha afectado con dureza a la provincia, al máximo nivel en el conjunto de España, pero también a nivel europeo. De hecho, y según se confirma en un estudio de la oficina estadística europea, la provincia es una de las que antes sufrió en España la llegada de los efectos mortales del virus.

 

Según los datos de Eurostat, un puñado de regiones europeas llegaron a alcanzar una mortalidad cuatro veces superior a la habitual, y entre ellas está Salamanca, donde además el golpe más duro llegó muy rápido, entre dos y tres semanas después de que en Italia se alcanzara el pico de mortalidad; de hecho, la provincia fue de las que antes y con más fuerza notó el golpe de la enfermedad en España: su efecto más duro llegó solo una semana después que a Soria, Segovia y Madrid, donde empezó todo, y alcanzó porcentajes similares.

 

Según el estudio publicado por Eurostat con datos de 21 países, el virus ha causado 140.000 muertes adicionales en toda Europa en comparación con las cifras medias de los años 2016 a 2019. La oficina estadística analiza los datos de mortalidad ofrecidos por los países participantes, España entre ellos, entre las semanas 10 y 17 de 2020 que engloba los meses de marzo y de abril. El resultado es un mapa en el que se puede apreciar el avance de la ola de muerte causada por la Covid-19 en todas las regiones europeas.

 

Ese mapa incluye la evolución semana a semana del porcentaje de exceso de fallecimientos registrados. Parte de la semana 9 en la que la situación todavía es normal y llega hasta la 17 cuando la mortalidad adicional durante este período vuelve a niveles de otros años. Los colores más claros marcan la incidencia cerca a la normalidad y los más oscuros, el aumento hasta el 400%. El mapa animado es el que acompaña esta información.

 

Salamanca, muy tocada

Según los datos de Eurostat, en el caso de Salamanca la provincia se mantuvo en niveles normales las semanas 9 y 10, entre finales de febrero y principios de marzo, empezó a aumentar el diferencial de muertes en la semana 11, alcanzó el doble de lo habitual en la 12 y las semanas 13 y 14 de la pandemia multiplicó por cuatro su mortalidad habitual, para después empezar a caer. Así que las fechas del 23 de marzo al 5 de abril fueron las más duras en cuanto a mortalidad en la provincia.

 

 

En el mapa de acumulado de fallecimientos para todo el período central de la covid en Europa, de la semana 9 a la 17 (imagen superior), se aprecia como la provincia de Salamanca resalta en uno de los colores más oscuros a nivel europeo; es una de las provincias más afectadas por el diferencial de muertes con respecto a lo habitual en España y está al nivel de los máximos alcanzados en otras provincias y regiones europeas, incluídas las más afectadas en Italia.

 

De las primeras en Europa en notar el golpe

La región italiana de Lodi fue la primera en sufrir las consecuencias de la pandemia, puesto que en la última semana de febrero ya contaba con un número de muertes que duplicaba los fallecimientos esperados. Una semana después se unieron las regiones italianas de Bergamo y Cremona y ya en la semana 11 se sumaron Piacenza, Parma y Brescia al grupo de las zonas más afectadas.

 

Todas estas regiones del norte de Italia seguían registrando numerosas muertes en la semana 12, cuando Soria, Segovia y Madrid, así como el departamento francés del Alto Rhin, registraron un exceso de mortalidad que triplicaba los decesos medios de los años anteriores. En la semana 13 se unieron las otras provincias más afectadas en España, entre ellas Salamanca, además de Guadalajara, Ciudad Real y Albacete, pero ya en la semana 15 se observó una reducción general en los fallecimientos diarios de las regiones españolas e italianas.

 

En las dos últimas semanas que recoge el informe de Eurostat (semanas 16 y 17 del año) se generaliza un descenso de los fallecimientos en todas las regiones europeas analizadas, aunque algunas zonas de Bélgica y Suiza registraban todavía un número de muertes que duplicaba el promedio de los cuatro años anteriores.

 

Los datos de Eurostat también apuntan a diferencias en el momento en el que cada país llegó a su punto máximo. Así, Italia llegó a su 'pico' de fallecimientos en la semana 13 (del 23 al 29 de marzo), en España y Francia esto ocurrió una semana después. En Salamanca el pico de mortalidad extra, con hasta un 400%, se concentró también en las semanas 13 y 14, finales de marzo y principios de abril.