Salamanca de estreno: lo que ha cambiado en la ciudad en el año que despedimos
Cyl dots mini

Salamanca de estreno: lo que ha cambiado en la ciudad en el año que despedimos

La finalización de proyectos y obras, algunas largamente esperadas, ha cambiado la ciudad durante 2020, pero también hay novedades en el tráfico y el urbanismo. Esta es la nueva imagen de la ciudad.

Salamanca ha cambiado de imagen durante este 2020 que dejamos atrás con la finalización de numerosas obras, algunas pendientes desde hace años y muy esperadas. También ha habido cambios en algo tan cotidiano como el tráfico, con nuevos límites de velocidad y radares.

 

De entre todo lo que ha cambiado, destaca un sector próximo al río Tormes en el que se han finalizado tres de las obras de mayor presupuesto e importancia de los últimos años. El estreno del nuevo edificio del Hospital Clínico Universitario, terminado y que ha empezado a usarse, el nuevo vial de acceso y su rotonda también están operativos y las plataformas que conectan el edificio con la nueva calle suman millones de euros. El nuevo Hospital llega 14 años después de iniciarse el proyecto y siete años después de la primera fecha prevista de finalización, y el vial y su rotonda también han sufrido retrasos.

 

También hacía años que hacía falta buscarle una salida a los restos del Botánico. Lo que fue un antiguo jardín y después pista deportiva llevaba veinte años abandonado y con sus importantes restos a la intemperie. Este año se ha convertido por fin en parque arqueológico visitable y se suma a una ruta de restos que conforman una Salamanca subterránea.

 

En la misma zona se ha finalizado la reforma integral de un emblema de la Salamanca universitaria, el nuevo colegio San Bartolomé. El 'Bartolo' es ahora un edificio que combina su antiguo aspecto con una nueva ala de diseño moderno. A pesar del Covid, se ha podido estrenar.

 

En materia de tráfico, Salamanca ha estrenado dos nuevos radares que se suman a los existentes en la guerra declarada a la velocidad y los atropelllos. También se han adoptado de manera pionera nuevos límites de velocidad, con 200 calles a 20 y generalizado el límite a 30. La esperada parada de buses turísticos en la plaza del Mercado Viejo, entre el Museo de Automoción y la Casa Lis, está disponible tras casi 20 años esperando.

 

Una lista de novedades que debe ampliarse en 2021.