Salamanca culmina su regreso al Siglo de Oro: reyes, soldados, nobles y jornaleros vuelven a caminar por sus calles
Cyl dots mini

Salamanca culmina su regreso al Siglo de Oro: reyes, soldados, nobles y jornaleros vuelven a caminar por sus calles

Cientos de vecinos acompañan a la comitiva de figurantes ataviados como personajes del siglo XVI

Salamanca culmina su viaje al Siglo de Oro. Cientos de vecinos han acompañado a los 200 figurantes que han desfilado por las calles de la ciudad ataviados como soldados, nobles, jornaleros y reyes del siglo XVI.

 

La caminata partió de la plaza de la Concordia en torno a las 17:00 horas, escoltada por banderas de los actuales países de América Latina y de diversas enseñas históricas de los Tercios de Flandes. La comitiva atrajo de inmediato la atención de los salmantinos, que incluso les observaron desde los balcones: caballos, caballeros, carruajes, príncipes y nobles marchando por la ciudad igual que hace 500 años. Incluso les acompañaron figuras tan vinculadas a Salamanca como Cervantes o los personajes de La Celestina. También el Mariquelo, aunque esta figura tan propia de Salamanca no 'apareció' hasta 1755, tras el terremoto de Lisboa. 

 

 

La comitiva llegó a la Plaza Mayor, donde congregó a cientos de curiosos y donde los organizadores reivindicaron los logros de la Escuela de Salamanca, raíz del derecho internacional y de algunos conceptos de la actual economía moderna, como la inflación. Incluso la concejala Ana Suárez participó como miembro de la comitiva.

 

 

Tras las declamaciones en la Plaza, los figurantes continuaron con la ruta por el centro, hasta llegar a Anaya, donde Felipe II se ha dirigido a todos los presentes alabando las virtudes formativas de la Universidad más antigua de la hispanidad. Mañana están previstos vario actos junto al Tormes, en la zona de Salas Bajas.

 

Comentarios

Elvira Roca 04/10/2021 18:35 #2
"Criada" en el siglo XV no significa lo mismo que en la actualidad. Es tan absurdo como decir que Carlos Martel no estuvo en Poitiers porque figura en las fuentes como "mayordomo" de Palacio. Carlos Martel no era Ambrosio el de los Ferrero Rocher (¡!!) En segundo lugar, que la Latina no figure en las listas de matriculados no implica que no estudiase en la Universidad. Básicamente, porque no se conservan enteras las listas de matriculados desde el origen de la Universidad y no se hacen sistemáticos los registros de nuevos matriculados hasta mediado el siglo XVI, estando la Latina muerta y sepultada.
Ana María Carabias Torres 03/10/2021 18:08 #1
Es fantástica la iniciativa de celebrar la Semana del Siglo de Oro en Salamanca, que vale la pena continuar. Sin embargo, no considero adecuado que se utilice esta conmemoración poniendo en boca de personajes históricos hechos que, por no ser verdad, pueden confundir a quienes los escuchan. Por ejemplo, en el pregón del personaje “Beatriz Galindo” dictado en la Plaza Mayor el día 2 de octubre, a las 18:30, los guionistas pusieron, tanto en boca de la presentadora del mismo como en la de la propia Beatriz, hechos históricos que saben de sobra que son falsos: 1. Beatriz nunca ha sido maestra en la corte de Isabel la Católica, ni de la reina ni de sus hijas. Tanto es así, que el Portal de Archivos Españoles ha procedido a cambiar el contenido explicativo de este personaje, suprimiendo lo que antes decía (“maestra de la reina”) por “criada y moza de cámara de la reina…”, trabajo muy digno, que es lo que fue: <http://pares.mcu.es/ParesBusquedas20/catalogo/autoridad/141248?nm>. 2. Beatriz jamás estudió en la Universidad de Salamanca y es un verdadero disparate histórico el atribuirle incluso docencia universitaria, como “la primera mujer que dictó clases en la Universidad” (en el acto se dijo dos veces). Estas verdades históricas las conocen sin ninguna duda los miembros de la Asociación Beatriz Galindo "La Latina". Ruego cuiden el contenido de los mensajes públicos que lean en los actos celebrativos, para que dejen de ser cómplices de invenciones históricas interesadas y no cabe otra cosa que pensar que malévolas. Beatriz Galindo tiene en sí misma características históricas muy destacables, y no hace falta mentir públicamente para agrandarlas.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: