Salamanca cuenta con 33.786 viviendas vacías, entre las cifras más bajas de España

(Foto: Chema Díez)

En 2011, según el censo de viviendas, en España había en torno a 3,4 millones de viviendas sin habitar; más difícil es saber cuántas son de Protección Oficial.

La crisis económica ha dejado un rastro de consecuencias muy difíciles de superar para miles de familias en toda la geografía nacional; tal es así que según el último censo de vivienda del Instituto Nacional de Estadística (INE) que data de 2011, en España existían alrededor de 3,4 millones de viviendas vacías (un 11% más que en 2001), mientras que no se ha podido contabilizar el de viviendas de Protección, con 250.000 en total entre todas las provincias.

 

Y Salamanca no es ajena a esta situación y que según los datos del INE, en 2011 existían 33.786 viviendas vacías o sin ocupar, cifra que se encuentra entre las más bajas del conjunto del país y la cuarta con mayor nivel de Castilla y León.

 

Así, y según este análisis, León (58.812), Valladolid (36.319) y Burgos (35.990) cuentan con más viviendas sin ocupar que Salamanca que sí supera al resto de provincias de la comunidad como Zamora (19.728), Segovia (18.964), Soria (12.430), Palencia (16.725) y Ávila (25.696).

 

Esta situación actual ha provocado, además, la proliferación de los llamados 'okupas' que se encierran en algunos de estos hogares propiedades de los bancos para poder tener una casa en la que poder hacer su vida, lo que está provocando incidentes y problemas con la ley.

 

Este movimiento surgió en España en los años 60 y 70 y en la actualidad, el artículo 245 Código Penal establece sanciones de tres a seis meses para el que "ocupare sin autorizaciónn debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular".

 

En el apartado de viviendas de Protección, see stima que hay en torno a 250.000 en toda España, de las que, según la Defensora del Pueblo, 13.504 están vacías y más de 9.000 están disponibles para vivir.