Salamanca controlará aforo en las calles y prepara un dispositivo para evitar las uvas de fin de año en la Plaza Mayor
Cyl dots mini

Salamanca controlará aforo en las calles y prepara un dispositivo para evitar las uvas de fin de año en la Plaza Mayor

Plaza Mayor Salamanca vacía (Foto: Arai Santana)

La Policía vigilará posibles aglomeraciones en calles céntricas, pero serán informativos. Sí habrá un dispositivo para evitar una celebración de campanadas el 31 de diciembre.

Salamanca prepara un dispositivo especial para el fin de año con el objetivo de evitar la imagen de otros años, en la que centenares de personas acuden a puntos como la Plaza Mayor para tomar las uvas y despedir el año que se va. En esta ocasión esa es una actividad no posible, ya que hay toque de queda a la 1.30 de la madrugada, pero es exclusivamente para regresar a casa, no para permanecer en lugares públicos.

 

El dispositivo todavía se está diseñando, como ha confirmado a TRIBUNA el concejal de Policía, Fernando Carabias, y hay que definir con qué efectivos contará, pero sí que se va a hacer un despliegue. La situación es similar a la de la 'otra' Nochevieja, la fiesta universitaria que se celebra cada último jueves antes del final de las clases desde hace 20 años.

 

Entonces ya se puso en marcha un dispositivo para evitar reuniones espontáneas, aunque la suspensión de la fiesta oficial y las restricciones limitaban las posibilidades de que se produjera alguna aglomeración. Entonces hubo Según vigilancia hasta las 3 de la madrugada y se actuó a la vista de los acontecimientos. Aquella noche hubo bastantes multas por fiestas en pisos y saltarse el toque de queda.

 

Controles en las calles durante Navidad

La ciudad también tiene previstos controles en las calles para vigilar posibles aglomeraciones, aunque se tratará inicialmente de controles orientativos. "Es complicado, de hecho, cuando en mayo se inició la desescala el Ayuntamiento señalizó todas las calles donde se prevevía que podría haber acumulación de peatones, para comprar o pasear, y había aforo limitado en los comercios. Esas medidas siguen pero hay calles, Toro y Zamora, donde se acumula más gente de la deseada, pero es complicado poner aforo y limitar o impedir que la gente circule por la calle. Son calles de suma importancia porque terminan en la Plaza Mayor. Va a haber control por parte de la Policía Local, pero es muy complicado poner 'puertas al campo'", asegura el concejal.

 

"Va a estar orientado en el aviso y el recordatorio de las normas, es lo que tenemos previsto", ha confirmado el concejal de Policía. "Cuando se tiene previsto que acudan personas a un determinado evento sí se pueden señalizar los puntos y se marcan las distancias, pero en el paseo y el deambular por las calles es muy complicado marcar distancias o aforos. ¿Cómo se impide que la gente vaya a una calle a pasear o comprar?", explica.

 

No obstante, hay un dispositivo atento a lo que pueda ocurrir por si hay que tomar alguna medida al respecto. "Es un motivo más para llamar a la responsabilidad de los ciudadanos. Que de una manera innecesaria no se expongan ni expongan a los demás", ha concluído.

Noticias relacionadas