Salamanca contará próximamente con 750 nuevas plazas de aparcamiento en el barrio de Garrido

Presentación del proyecto del parking de Garrido.

320 serán en superficie y gratuitas, las otras (de pago) tendrán que esperar a la construcción del nuevo aparcamiento subterráneo.

La ciudad de Salamanca contará con 750 nuevas plazas de aparcamiento en el barrio Garrido, uno de los barrios más poblados de la ciudad y donde los edificios más antiguos carecen de garaje.

 

Según ha anunciado el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, el Ayuntamiento promoverá “con carácter inmediato y buscando la máxima rentabilidad con la mínima inversión” 320 nuevas plazas gratuitas en superficie, tanto en línea como en batería.

 

Para ello, y de modo similar a como se ha hecho recientemente en el barrio de Prosperidad, se reordenará el tráfico en Garrido y se dará sentido único a calles que tenían doble dirección como Amapolas, Moreras, Begonias, Mirto, Monleón, Las Cañas, El Trébol, Riofrío, Los Pinos, Los Olmos, Crisantemos, El Fresno y Gargabete.

 

Asimismo, en la calle Romero los coches pasarán a estacionarse en batería y no en línea, lo que permitirá más plazas de aparcamiento junto al Centro de Salud de Garrido ‘Sisinio de Castro’.

 

Además, el primer edil ha señalado que para posibilitar estas nuevas plazas de aparcamiento serán necesarias “cuatro pequeñas obras”, que se realizarán en unos dos meses a través de la contrata municipal de pavimentos viarios.

 

Se trata de la adecuación de la mediana del Paseo de los Robles, que se enlosará para “facilitar” el acceso a los vehículos de sus ocupantes; el cierre de la mediana en la confluencia del Paseo de los Robles con la calle Amapolas; la apertura de la mediana de la avenida de los Cipreses en la confluencia con la calle El Trébol, donde se instalarán semáforos y un paso de peatones para dar salida desde esta calle a la avenida en dos direcciones, este y oeste; y actuaciones en los salientes de las aceras de la calle Ávila y del Parque Garrido.

 

Fernández Mañueco también ha anunciado que, “a petición de la asociación de vecinos del barrio”, y con el objeto de no eliminar plazas de aparcamiento en el mismo, el Ayuntamiento de Salamanca no construirá el tramo de carril bici previsto en la calle Los Tilos.

 

APARCAMIENTO SUBTERRÁNEO

 

Por otra parte, Fernández Mañueco ha avanzado que el Ayuntamiento impulsará “cuanto antes” la construcción de un aparcamiento subterráneo en el parque de Garrido, para que puedan adquirirse en propiedad 429 plazas de aparcamiento a un precio “asequible” de unos 21.000 euros aproximadamente.

 

El alcalde ha recordado que el proyecto de construir un aparcamiento subterráneo en el parque de Garrido ya se intentó en el anterior mandato, aunque no pudo materializarse al no alcanzarse los porcentajes de reserva de plazas previstos en el pliego de contratación. Concretamente la reserva no alcanzó el 18 por ciento y las plazas no podían adquirirse en propiedad, sino en cesión de uso durante 40 años.

 

Sin embargo, el alcalde ha subrayado que ahora hay dos “importantes novedades”: una que las plazas sí podrán adquirirse en propiedad, razón “fundamental”, aparte de la crisis económica, que motivó una respuesta por debajo de lo esperado; y otra que el Ayuntamiento, en lugar de adjudicar una concesión, lo que hará es sacar a enajenación el subsuelo público.

 

La empresa que adquiera este subsuelo estará obligada a la construcción del aparcamiento, a la urbanización del parque de Garrido, que no costará ningún euro a las personas de Salamanca, y deberá ofertar la venta de plazas a un precio “asequible” que, previsiblemente, estará en torno a los 21.000 euros. La previsión es que esas 429 plazas se distribuyan en dos plantas.

 

El Ayuntamiento de Salamanca, como ha avanzado el alcalde, impulsará de forma “inmediata” los correspondientes expedientes administrativos: en primer lugar la desafectación del subsuelo público, y en segundo lugar la enajenación del mismo, que se hará mediante concurso público.