Salamanca confirmará su 'triplete' en La Vuelta 2018 con llegada, descanso y salida de etapa

A falta de una confirmación oficial, La Covatilla acogerá un final de etapa, que coincidirá con una jornada de descanso que el pelotón pasará en Salamanca, para ser el lugar elegido para la salida de una nueva jornada.

Llegada, descanso y salida de etapa. Éste parece ser el plan de la organización de La Vuelta 2018 que se presenta este 13 de enero, para la provincia de Salamanca.

 

A falta de una confirmación oficial, Salamanca hará 'triplete' en una nueva edición de esta prueba ciclista por etapas, tras labergar una llegada a La Covatilla el 2 de septiembre, procedente de Talavera de la Reina, para pasar la jornada de descanso en la capital y ser sede de la salida de una nueva etapa el 4 de septiembre.

 

Durante el pasado Tour de Francia, el responsable de la ronda española, Javier Guillén, citó entre las posibles novedades el regreso a Salamanca. “Me encanta Salamanca”, dijo en el set con Carlos de Andrés y Perico Delgado, además de apuntar los contactos con los responsables políticos salmantinos. Esta posibilidad concuerda con el paso casi confirmado por Extremadura: en 2013 llegó desde la vecina comunidad a Guijuelo y en 2006 lo hizo desde Plasencia a La Covatilla.

 

El ascenso a La Covatilla cumple con los requisitos de la Vuelta, al ser una subida explosiva y por un terreno que permite una de esas etapas cortas y divertidas santo y seña de los responsables de la ronda española. Además, se habla de una salida desde Salamanca para una etapa con final en Fermoselle, Zamora, donde la Vuelta también tiene buenas relacciones. Esto haría de Salamanca la 'casa' de la Vuelta durante tres días, con el consiguiente impacto económico.

 

La confirmación oficial llegará este 13 de enero tras su presentación en Estepona.