Salamanca cierra bares: 400 menos en ocho años

(Foto: Chema Díez)

El sector hostelero pierde en el global de la provincia bares y restaurantes: un 15% ha cerrado desde 2010, especialmente en el mundo rural.

Han sido uno de los negocios más recurrentes, pero el cambio de paradigma en el sector hostelero y la tibia recuperación económica parecen ir en contra de bares y restaurantes, y en favor de los alojamientos, hacia donde parece que el sector está haciendo su tránsito. En Salamanca eso se traduce en una cifra: hay 400 bares menos que hace ocho años. Algo vital para la economía porque es un sector que factura 4.100 millones en Castilla y León.

 

Según los datos del Anuario de Hostelería 2019, el año pasado se contabilizaban en Salamanca 2.240 bares y restaurantes; hace ocho años, en 2010, eran 2.647: casi 400 menos. Es una reducción del 15%, es decir, que uno de cada seis bares y restaurantes que abrían sus puertas hace ocho años hoy están cerrados. En ese dato están juntos establecimientos de restauración, bares y restaurantes, aunque la cifra de estos últimos parece estable y la reducción afectaría más a las barras de bar.

 

Por contra, la evolución de los alojamientos es la contraria, ya que se ha pasado de 294 en 2010 a los 340 del año pasado, un 16% más... pero muchos menos en la cifra global, insuficiente para compensar la pérdida de negocios de restauración.

 

La explicación no parece clara, pero el fenómeno es generalizado y de ámbito estatal. Desde 2010, España tiene 20.000 bares menos y, aunque se compensan en parte con los restaurantes, cierran unos 2.400 al año de manera continuada en la última década. Entre las explicaciones, el repliegue del bar clásico de-toda-la-vida en el mundo rural: la merma de bares se ha notado mucho en comunidades como Castilla y León, con casi 2.000 bares menos en ocho años, mientras los restaurantes se han mantenido y han subido los alojamientos. En el caso de Salamanca, el último caso conocido es el de Villaseco de los Reyes, municipio que ha sacado a concurso la explotación de su bar y piscinas de verano por 10 euros al año.

Noticias relacionadas