Salamanca celebra el Domingo de Ramos y tira de imaginación para compartir la Semana Santa desde los balcones

Siempre desde el respeto y con la emoción que conlleva de por sí la Semana Santa, una comunidad de vecinos de Salamanca ha querido festejar el Domingo de Ramos desde los balcones y en compañía.

Además del silencio, la Semana Santa es familia, es comunidad y para muchos, un momento de reflexión y oración. Siete días intensos, muy esperados para los más de devotos, al mismo tiempo que de admiración para los menos. Es una semana que invita a participar, por encima de cualquier pensamiento, ideología y valor.

 

Por primera vez desde la Guerra Civil, los pasos no recorrerán las calles de la ciudad charra, como consecuencia del estado de alarma decretado por el coronavirus. Por ello, y dedicándole tiempo, que continúa siendo el mayor tesoro que podemos dedicar a alguien o a algo, la comunidad de vecinos de la calle Soledad y El Grillo, no se ha querido privar de estas fechas.

 

 

 

 

Construida con dedicación, a pesar de la falta de materiales y utensilios, los vecinos charros han querido sacar a Jesús encima de la borriquilla de un balcón a otro ante la presencia de prácticamente toda la comunidad. Ingenio e imaginación para que nadie se quedara sin su tradición.

 

 

Semana Santa desde el balcón (Foto: María Pedrosa)
Ver album

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: