Salamanca carece de una normativa propia para regular la iluminación de sus monumentos
Cyl dots mini

Salamanca carece de una normativa propia para regular la iluminación de sus monumentos

Ciudadanos presenta una iniciativa para dotar a Salamanca de una ordenanza sobre contaminación lumínica que regule la iluminación de monumentos o calles.

El grupo municipal Ciudadanos va a llevar al pleno de la corporación una iniciativa para que Salamanca corrija una de las carencias que afectan a sus monumentos. En concreto, se trata de la falta de una ordenanza municipal para regular el nivel de iluminación de la ciudad, lo que afecta a los numerosos edificios declarados BIC y también a las calles y viales de circulación.

 

A día de hoy, el Ayuntamiento no ha desarrollado la parte que le corresponde de la normativa regional, promulgada hace unos años. En concreto, la normativa autonómica indica que los ayuntamientos deben establecer diferentes zonas de intensidad lumínica, lo que requiere de un estudio detallado de calles, plazas y edificios. A partir de ahí, la ordenanza municipal podrá acompasarse a la regional y a las exigencias de la normativa estatal de Industria, que si marca niveles de iluminación. Por el momento, son los técnicos municipales y la empresa concesionaria del contrato de iluminación pública los que determinan la intensidad que se da en cada caso ateniéndose a la normativa existente.

 

La medida impulsada por Ciudadanos pretende cuidar la denominada contaminación lumínica, reconocida como distorsión de la convivencia igual que lo pueden ser la contaminación acústica o la ambiental. En este sentido, la nueva ordenanza deberá marcar, por ejemplo, el nivel de iluminación que reciben monumentos y calles, casos como el de la Plaza Mayor o las calles comerciales tendrán un tratamiento concreto.