Salamanca capital, a un paso del cierre de interior de bares y restaurantes: los candidatos de la provincia
Cyl dots mini

Salamanca capital, a un paso del cierre de interior de bares y restaurantes: los candidatos de la provincia

Salamanca está muy cerca de superar el nivel de los 150 y tiene dos barrios ya por encima. Béjar se consolida en esas cifras y se acerca Alba de Tormes.

El municipio más poblado de Salamanca, la capital, se aproxima poco a poco a los niveles de riesgo y está muy cerca de superar los 150 nuevos positivos por 100.000 habitantes, el umbral fijado por la Junta para proceder al cierre del interior de hostelería y salas de juego. De hecho, son dos los barrios que ya superan ese listón y que ponen a la capital salmantina en situación de posible cierre cuando el lunes Sanidad actualice la lista. Una situación a la que se llega por el progresivo deterioro de los datos del 'semáforo', que este jueves tiene un indicador en alto riesgo para toda la provincia.

 

La capital acredita este jueves, según datos de Sacy, 140 nuevos casos por 100.000 habitantes a 14 días, virtualmente a un paso de los niveles de cierre: este miércoles era de 121: si sube otros 19 puntos este viernes, estará en cifras de clausura. Es cierto que Sanidad evaluará no sólo la incidencia acumulada, sino otros indicadores, pero no es menos cierto que hay cinco capitales con el interior de bares y restaurantes ya cerrado.

 

En cuanto a los barrios, ya hay dos por encima del nivel de los 150 nuevos contagios confirmados. Se trata de San Juan, con 194, y Pizarrales-Vidal, con 178. Se acercan bastante Filiberto Villalobos con 125 y Miguel Armijo-San Bernardo con 121. Y llama la atención el colorido del mapa en torno a la capital, con gran número de localidades en tonalidades de riesgo.

 

En la provincia hay un municipio importante más que se acerca al nivel de cierre: es Alba de Tormes. Todavía no alcanza los 150, está en 135, pero se aproxima a los niveles de cierre. La próxima revisión es el lunes y podrían entrar tanto la capital como Alba, además de otros candidatos. 

 

Además, se mantiene la situación previa. Béjar ha entrado en territorio de cierre con 151 casos y se mantienen aquellos municipios que bien ya estaban afectados por la medida como los que han entrado en esas cifras o los que las tienen incluso superiores, no alcanzan el mínimo de los 5.000 habitantes pero está en riesgo cierto de cierre por la incidencia disparada que presentan.

 

Es el caso de Carrascal de Barregas, que este jueves supera los 400 casos tras una evolución fulgurante: el martes fue uno de los nuevos entre los que superan la barrera de los 150 de incidencia, por ahora se libra de las medidas porque tiene 1.200 vecinos, pero con esas cifras se arriesga. Y lo mismo le ocurre a Calvarrasa de Abajo, que supera hoy los 500 casos y se arriega al cierre: la Junta ha roto la excepción en municipios de menos de 5.000 habitantes con la incidencia muy alta.

 

Santa Marta de Tormes, Villamayor y Carbajosa de la Sagrada ya tiene cerrados desde el martes los interiores de bares y restaurantes además de locales de juego. Y la lista de los municipios menores en situación de alta incidencia aumenta igual que su presencia en el mapa. Buenamadre, Espeja, Santiz, Almenara de Tormes, El Arco, Calvarrasa de Arriba, Alaraz, Beleña, Moriñigo, Barbadillo, San Esteban de la Sierra, Sequeros, Montemayor del Río, Aldealengua o Tornadizo están en ese color peligroso.