Salamanca busca su versión más 'verde' con tres nuevos itinerarios y corredores vinculados a la naturaleza

El parque de Nebrija: ni una sola sombra en 28.000 metros cuadrados.

El avance del plan especial de infraestructura verde presenta, sin presupuesto ni medidas concretas, las actuaciones para crear tres nuevos itinerarios y bulevares que conectarán parques y espacios naturales.

Sólo unos pocos días después de anunciarlo en el pleno, el alcalde de Salamanca ha dado a conocer un avance de lo que será el nuevo plan especial de infraestructura verde de la capital, con el que pretende superar la visión del plan especial del río Tormes, del que la ciudad carece, con una perspectiva más amplia que afecta no sólo al paso del río por la capital sino también las conexiones entre zonas verdes y espacios naturales de la ciudad y de localidades colindantes. El nuevo modelo pretende impulsar una ciudad más 'verde' como ha dicho Fernández Mañueco, que ha presumido de haber plantado 2.500 árboles, aunque una de sus actuaciones más recientes ha sido arrancar toda una chopera en La Aldehuela para hacer un parking.

 

El objetivo del plan es integrar la ciudad con sus espacios verdes y zonas naturales de valor a través de corredores verdes que se concretan en la creación de sendas peatonales, pasarelas y trayectos de carril bici. En el caso urbano las sendas se sustituirán por bulevares (como el recientemente anunciado para la reforma de Canalejas) y paseos en los que se plantarán árboles para rebajar ruido y contaminación.

 

El plan incluye treinta medidas y se crearán tres nuevos itinerarios para conectar los barrios y los espacios naturales que rodean la ciudad. Y está en consonancia con el plan Tormes+, financiado con fondos europeos y que todavía no se ha ejecutado. Entre otras cosas, el plan contempla recorridos escénicos, culturales y naturales; la plantación de arbolado, la creación de espacios verdes o la protección de la fauna. Define la infraestructura verde de todo el municipio de Salamanca, un total de 1.480 hectáreas, convirtiéndose en el eje que integrará el área urbana con las zonas verdes de la ciudad. 

 

Este proyecto propiciará, además, una mayor integración con los municipios del alfoz y con las zonas propuestas por el Plan Regional del Valle del Duero que unen España con Portugal. Este Plan plantea la creación de tres itinerarios. Uno, que recorrerá, a través de sendas peatonales o carriles bici, equipamientos o museos de la ciudad y fomentará iniciativas mediante programas temporales: Otro, para el disfrute de elementos singulares de flora y fauna; y un tercero, que dará a conocer los espacios y bienes arqueológicos menos conocidos. 

 

Por otra parte, el Plan Especial contempla la catalogación y, en consecuencia, la protección de 19 bienes. Respecto al Patrimonio Arqueológico, se protegerán los Grabados rupestres paleolíticos de la Salud entre las que se reconocen partes anatómicas de un caballo y signos lineales, así como Abrigo de El Marín y de La Salud.