Salamanca bate récords de precariedad: sólo 480 empleos indefinidos en junio

Empleo

Los contratos indefinidos en el primer mes de la temporada estival suponen sólo el 2,5% del total, un récord negativo.

Salamanca ha empezado la temporada estival con una bajada récord del paro, pero que tiene un reverso muy negativo porque también es récord en precariedad en el empleo. En el mes de junio, el primero de la campaña turística de verano, sólo 480 personas han conseguido un contrato indefinido en la provincia, un exiguo 2,5% que es récord negativo de un tipo de contratos que se han ido reduciendo paulatinamente a la mínima expresión. Hace sólo unos meses, la contratación indefinida suponía cerca del 10% del movimiento laboral en la provincia, pero eso ha cambiado de manera radical.

 

En lo que va de año, los contratos por obra y servicio y los eventuales han ido arrinconando cada vez más a una especie en vías de extinción en el hábitat labora como es el contrato indefinido. Desde enero ha ido rondando la cifra de 500 al menos, muchas veces por debajo, incluso hasta los 446 de abril. El culmen ha llegado este mes de junio con 480, más que en abril, pero un porcentaje muy inferior. Entonces se firmaron 7.782 contratos en todo el mes y en junio han sido más de 12.000. El resultado, que sólo un 2,5% del total de los trabajos fueron indefinidos.

 

Pero es que ni siquiera conseguir uno de esos contratos indefinidos asegura empleo de calidad. De los 480 firmados, un total de 213 fueron por jornada parcial y otros 49 fueron fijos discontinuos, lo que suma casi la mitad del total. Por contra, entre los contratos temporales cada vez hay más con características de precariedad. De los 3.785 por obra y servicio, 576 fueron por menos de una semana y en cuanto a jornada, 1.730 fueron por jornada parcial. Y de los eventuales, la inmensa mayoría son para el mes en curso: de los 6.670 firmados, un total de 4.991 fueron por un mes o menos. Sólo 52 tiene perspectivas de estar vigentes más allá de seis meses.

 

Estas características concuerdan con las del tipo de ocupaciones contratadas. Los informes de empleo señalan las ocupaciones más primarias vinculadas a la hostelería y el turismo como las que mejores perspectivas tienen en Salamanca. Tres de cada cuatro contratos se hacen en el sector servicios y lo más demandado son los camareros: 26.000 contratos en 2016.

Noticias relacionadas