Salamanca, bajo mínimos en trenes y sin fecha para recuperar conexiones: dependerá de que haya viajeros

El estado de alarma ha reducido al mínimo los servicios ferroviarios de Salamanca: solo han sobrevivido  un Alvia y la conexión convencional con Madrid. Renfe prevé ir recuperando trenes pero solo si vuelve a haber pasajeros.

El estado de alarma ha vaciado la estación de trenes de Salamanca, y por ahora seguirá así: en modo Covid. El principal centro ferroviario salmantino ha visto reducirse los servicios ferroviarios al mínimo con Madrid y también la desaparición del tren nocturno con destino Lisboa que pasa por la provincia. Y por ahora no hay noticias de que vaya a cambiar, aunque sí cuándo lo hará: cuando vuelva a haber viajeros. Algo que complica el futuro inmediato de las conexiones por tren.

 

Desde que se declaró el estado de alarma y se limitaron los viajes en tren, Salamanca ha pasado a tener un mínimo de conexiones. De hecho, se ha quedado con un solo tren rápido con Madrid, el que parte a las 6.25 de la mañana en dirección a la capital, comercializado como Alvia y Avant, con tarifas diferentes; y con el media distancia 'clásico' que va por Ávila, también con una sola frecuencia en dirección Madrid. En el sentido inverso, la misma oferta: un tren rápido y uno convencional. Con otros destinos, hay un tren diario a las capitales vascas y otro a Barcelona, con trasbordo. Y un único tren al día con destino Valladolid. La oferta es totalmente de mínimos.

 

De la lista han desaparecido el resto de conexiones diarias de los Alvia/Avant con Madrid y las del media distancia y los trenes diarios a Valladolid; y el tren nocturno Madrid-Lisboa que pasa por Salamanca y que dejó de operar en cuanto empezó el estado de alarma. En cuanto a este tren, no parece sencillo que vuelva a circular, de hecho, no lo ha hecho y Renfe no tiene planes para ello

 

Este servicio es muy deficitario y la compañía ferroviaria tiene previsto recuperar la actividad con aquellos trenes y conexiones más rentables, aunque en un futuro podrian recuperarse los trenes nocturnos. Esta conexión está operada a medias entre Renfe y la compañía ferroviaria portuguesa, que sí parece tener interés en mantener este tren hacia Madrid; sin embargo, Renfe pierde mucho dinero con esta circulación.

 

No obstante, hay que reconocer que esta conexión es residual para Salamanca y lo que realmente importa es recuperar las frecuencias con Madrid, hasta cuatro diarias con los trenes rápidos, comercializados como Avant o Alvia en función de las tarifas y abonos, y dependiendo de lo que se considera servicio público esencial y lo que no. En estos momentos se han reducido a solo una, y a 40 euros el trayecto, precio sin descuentos. Salamanca está este lunes 22 de junio, primer día de nueva normalidad, con un tren diario a Valladolid.

 

En cuanto a los planes de Renfe para recuperar conexiones, solo se hará si hay viajeros: así de claro lo tienen en la compañía. En un comunicado lanzado la semana pasada, Renfe aseguraba que "la oferta de frecuencias y trenes se irá ampliando, en función de la evolución de la demanda y la ocupación de los trenes, hasta recuperar los niveles previos a la crisis". Sin embargo, el panorama es complicado: la operadora ferroviaria pública ha dejado de ingresar 420 millones de euros, sólo con sus trenes AVE y Larga Distancia, durante el periodo del estado de alarma. Ha tenido que anular millones de billetes y devolver su importe.

 

Por ahora, la compañía ha puesta a la venta los trenes hasta el 12 de diciembre de manera que, a través de la venta anticipada, podrá observar la evolución de la demanda a varios meses vista y habilitar los incrementos de trenes y frecuencias. Eso supone un horizonte incierto para el regreso de los trenes Salamanca-Madrid.