Salamanca: arte, saber y EMMYS

El periodista salmantino, Rubén Alberto Moreno Rodríguez, ha conseguido su segundo EMMY en Los Ángeles por la realización de un programa en directo que se emitió el 1 de enero de 2015. Con mucha alegría por este galardón, cuenta como desempeña su trabajo y el respeto que siente hacia su audiencia.

De dar un paseo por la Rúa en Salamanca a vivir rodeado de edificios megalómanos en Los Ángeles. Así vive el salmantino Rubén Alberto Moreno Rodríguez, que cada día se levanta a la una de la mañana para comenzar su programa matutino en Los Ángeles. Con tan sólo ocho años ya quería ser periodista y vaya que cumplió su sueño. Hoy guarda entre sus manos dos EMMYS que le ha concedido la Academia de la Televisión. El primero lo ganó el año pasado por su programa 'A primera Hora', ahora ha conseguido este segundo galardón por un especial en directo (desfile de años nuevo) que se emitió el uno de enero de 2015 en el que se ha valorado la producción.

 

-¿Qué signica esto para usted y para su carrera?

 

-"Es un reconocimiento a un tabajo que uno hace con orgullo y pasión y no sólo al premio en sí. Es un reconocimiento a todo lo que ha sido mi trayectoria desde que era un chaval con 8 años, cuando por primera vez pensé que quería ser periodista. Luego llegué a la universidad y me fui a Los Ángeles a curtirme como periodista en un país tan diferente a España, pero que día a día te va haciendo mejor persona y mejor periodista".

 

-¿Esto le genera más compromiso con su audiencia?

 

-"Es un compromiso con la audiencia que te obliga a ser mejor, ellos te valoran el esfuerzo, tienes que dar siempre lo mejor de ti."

 

-¿Se lo esperaba?

 

-"La verdad es que no. Uno nunca se espera estos premios que da la Academia de Televisión de Estado Unidos. Ni siquiera uno se espera cuando está nominado que vaya a ganar".

 

 

-¿Cómo es el programa para que lo hayan premiado dos veces?

 

-"Son dos premios en dos categorías distintas. El del año pasado fue por el mejor programa matinal. Este segundo es por un programa especial en directo. Un desfile que hay todos los años el 1 de enero que dura dos horas y media, entonces requiere mucha producción y logísitica que se ve en el momento en las casas. Y redactar muchísimo que es la parte que me tocó a mí".

 

-¿Cuánto tiempo lleva en la cadena Univisión?

 

-"Cinco años. La verdad que estoy feliz; los reconocimientos son como un tesoro, dices, me pagan por lo que me gusta y además te lo reconocen que más se puede pedir...".

 

-¿Echa de menos Salamanca?

 

-"Mucho. Este verano fui a ver a mis padres y a mis hermanas. Fui junto a mis hijas y mi mujer y nos dimos un paseo por la Rúa, no hay nada que me guste más".