Salamanca apunta al 8 de junio en fase 2 con un mapa muy 'verde' pese a una semana entera de repuntes

Mapa de zonas y evolución de PCR positvas en la capital.

En la última semana, el número de positivos por PCR ha registrado aumentos significativos, aunque solo dos han tenido tratamiento público. Pese a ello, la provincia está hoy lista para avanzar.

La provincia de Salamanca podría estar de manera conjunta en fase 2 el próximo día 8 de junio si nada se tuerce, y a pesar de algunos brotes registrados mantiene una situación casi envidiable, con la mayoría de su mapa de positivos en 'verde'. El Gobierno aceptó este jueves la propuesta de la Junta de tener a todas las provincias, también Salamanca, en fase 1 una semana más y eso parece que dará frutos, si no hay repuntes. Toda Castilla y León, salvo el Bierzo, estará en fase 1 una semana más.

 

Por ahora, los repuntes son lo único que pueden torcer el avance a fase 2, aunque son un enemigo nada desdeñable. El último ha sido el de este jueves y, a diferencia del registrado el lunes, la consejería ha optado por tratarlo con cautela. La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha descartado lanzar una alarma como sí hizo el lunes y asegura que "no nos asustan". Y eso a pesar de que eran trece, cuatro por PCR, una cifra no tan lejana a los 20 del lunes. La consejera ha advertido, no obstante, que si hay repuntes se puede recurrir a congelaciones de fase como en Valencia o incluso a descensos.

 

Repuntes públicos y repuntes discretos

"Sí que es verdad que tienen cifras por PCR más altas, trece, estas cifras no nos austan. Están repartidos en las zonas básicas de salud, no todos presentan síntomas, están perfectamente localizados y solo dos están en contacto con otros casos conocidos", explicaba la consejera sobre el repunte de este jueves, que da como clave la posibilidad de tenerlos bien controlados.

 

"Siento mucho el susto que pude dar con el tema de Salamanca, con decir que había casos que nos llamaban la atención y que hicimos un seguimiendo, y por la tarde ya supimos lo que había pasado, preferimos excedernos", ha explicado esta semana Casado sobre el caso del lunes 25 de mayo, cuando anunció 20 casos nuevos por PCR en Salamanca y activó todas las alarmas de un posible rebrote que se pudo descartar en cuestión de horas.

 

Y estos dos no han sido los únicos, aunque sí los que han trascendido y generado más revuelo: en total, 52 casos nuevos en los últimos siete días. Llama a atención que entre el 20 y el 21 de mayo se registró, según los datos de Sacyl, un aumento de 14 casos PCR positivos en Salamanca, y no provocaron ningún tipo de reacción. Y del 21 al 22 de mayo se registraron otros nueve positivos por PCR más. Ninguno de los dos fue tratado con excesiva atención. Y el caso es que esta tendencia negativa se ha mantenido desde que el domingo ya se registraron datos preocupantes.

 

Los repuntes han dejado casos repartidos, pero muchos se han apuntado en las ZBS de la capital: hasta 72 según los datos del portal de transparencia. Curioso porque el número de PCR positivas que se asigna a toda la provincia desde el 21 de junio es de 52.

 

 

No obstante, la realidad es que no han variado mucho el mapa de colores con el que se refleja qué zonas están en condiciones de pasar de fase por el criterio de casos nuevos a 7 y 14 días. A dos semanas vista, toda la provincia está en verde, salvo la ZBS de Garrido Norte. Y a una semana vista hay más zonas en amarillo, pero ninguna en naranja ni rojo. En conjunto, la provincia parece hoy por hoy lista para una propuesta.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: