Salamanca aplicará multas a usuarios de patinetes por circular en la acera, bebido o usando el móvil

La Policía Local tendrá que asumir la nueva instrucción de la DGT con multas de entre 100 y 1.000 euros por algunas de las infracciones más repetidas.

Los patinetes lo tendrán más difícil para contravenir las normas de circulación de Salamanca. O, al menos, les puede salir más caro practicar algunos de los comportamientos habituales, no entre todos sus usuarios, pero que sí han empezado a advertirse en el municipio entre los que se desplazan a bordo de estos vehículos de movilidad personal. El motivo es que el Ayuntamiento de Salamanca y su Policía Local aplicarán la nueva instrucción publicada por la DGT que incluye multas por circular por aceras y calles peatonales, por hacerlo bebido o hablando por el móvil con o sin auriculares.

 

Hace muy poco que empezaron a irrumpir en las calles de Salamanca los VMP, vehículos de movilidad personal, una categoría que incluye todo tipo de patinetes y ciclos impulsados por motores eléctricos. Empezaron siendo muy pocos, pero ahora son cada vez más numerosos y su encaje en la circulación, en la que conviven con bicicletas, peatones, otros vehículos... es cada vez más difícil.

 

Su uso debe regirse por normas como el reglamento general de circulación o la ordenanza municipal, pero la repentina irrupción de los VMP en la 'jungla' del tráfico no ha permitido reaccionar para adaptar regulaciones. La DGT tiene en ciernes una nueva regulación y Salamanca también tiene pendiente adaptar una ordenanza que no tiene más que algunas alusiones genéricas a la circulación de otros vehículos en ciudad como las bicicletas y patinentes

 

Para paliar esta situación, la DGT publica instrucciones al respecto y la última es muy clara: habrá multas por circular por aceras, ir bebido o hablando por el móvil, incluso usando los habituales auriculares 'manos libres'. Según ha confirmado TRIBUNA, la instrucción ya está en manos de los responsables de la Policía Local y está muy claro que la nueva regulación, y las nuevas multas, se aplicarán en Salamanca porque la ordenanza municipal no recoge estos vehículos y porque el texto de la Dirección General de Tráfico es de superior rango, y por lo tanto de obligado cumplimiento.

 

Eso supone que, en cuanto empiece a aplicarse, un conductor de un patinete podría ser sancionado con multas entre 500 y 1.000 euros por conducir bajo los efectos del alcohol; 200 euros por hacer uso del móvil o de cualquier otro sistema de comunicación y conducir utilizando casos o auriculares; 100 euros por circular por aceras y zonas peatonales; 100 euros por ir más de una persona; 200 si la ordenanza municipal llega a recoger la obligatoriedad del casco y la Policía sorprende a un usuario sin llevarlo; 200 euros por circular sin la iluminacion adecuada.

 

 

Parcialmente regulado

 

Eso no significa que hasta ahora no haya existido esta prohibición, aunque ahora quedará reforzada por la existencia de una norma superior, emanada de una autoridad como la DGT, y con multas. En Salamanca la ordenanza municipal de tráfico especifica cómo hay que circular por las aceras cuando no se es peatón y en caso de hacerlo con vehículos. Según su artículo 20, "los que utilicen monopatines, patines o aparatos similares sólo podrán circular a paso de persona, sin hacerlo en zig-zag entre las que se encuentren transitando". Esto significa que está prohibido circular montado en patines, monopatines y similares por las aceras de Salamanca. En caso de hacerlo, el usuario se expone a multas y a la retirada del vehículo.

 

La DGT, en una en instruccion de 2016, ya consideraba que los los VPM tenían "una consideración de vehículos y en consecuencia el usuario es un conductor", por ello interpreta que "si hay comportamientos indebidos son objetos de denuncia". Según ha indicado, esta instruccion sirve para "dar criterios", pero cada ayuntamiento lo aplicara de un modo u otro en funcion de sus ordenanzas municipales