Salamanca analizará los potenciales riesgos para la ciudad del cambio climático

La concejala de Medio Ambiente, Miryam Rodríguez.

El Ayuntamiento se suma al proyecto 'Ciudades verdes Cencyl' con una inversión de 198.000 euros para hacer los primeros estudios y diagnósticos en su camino para ser una ciudad más 'verde'.

El Ayuntamiento de Salamanca liderará el proyecto 'Ciudades verdes Cencyl', del que forman parte siete localidades de Castilla y León y Portugal y que se integra dentro del programa europeo Interreg. En concreto, en esta iniciativa transnacional participan Aveiro, Figueira da Foz, Guardia y Viseo, de Portugal, y Valladolid, Ciudad Rodrigo y Salamanca, del lado fronterizo de Castilla y León, con un presupuesto total de 507.333 euros, de los que Salamanca recibirá 198.000 euros - tanto Ciudad Rodrigo como Valladolid contarán cada una con unos 48.000 euros-.

 

La concejal de Medio Ambiente de Salamanca, Miryam Rodríguez, ha mostrado el interés del Ayuntamiento por conseguir que la ciudad esté "a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático y por ello, además de este proyecto, el Consistorio trabaja en otras propuestas como la Estrategia de Infraestructura Verde o el proyecto 'Edusi Tormes +'.

 

También, Rodríguez ha destacado medidas de ahorro de agua con la telegestión y el sistema GAP para tuberías y riego, la adaptación de luminarias a tecnología Led, la propulsión por gas del bus urbano o la incorporación de más calles peatonales y carril bici.

 

Sobre el proyecto 'Ciudades Verdes Cencyl', la fase inicial consistirá en el análisis y el diagnóstico de las vulnerabilidades y riesgos climáticos de la ciudad, para posteriormente intercambiar experiencias y datos con el resto de localidades participantes.

 

Finalmente, en el último apartado, la iniciativa tratará de abordar directrices estratégicas con los requisitos adquiridos y promover estructuras verdes, corredores biológicos, paisajes urbanos, identificación de sectores que ofrecen servicios verdes, incentivos fiscales para comunidades de vecinos y empresas, y la publicación de una guía de compra pública verde para gobiernos locales.