Salamanca ampliará el espacio para terrazas y la temporada para ayudar a bares y restaurantes
Cyl dots mini

Salamanca ampliará el espacio para terrazas y la temporada para ayudar a bares y restaurantes

El ayuntamiento tiene decidido expandir las terrazas: más metros y prolongación de la temporada de uso para las que no sean anuales. Se hará sin incrementar la tasa, ahora suspendida.

Salamanca está trabajando en una adaptación de la ordenanza de terrazas que permitirá contar con estos espacios como la primera línea de trabajo de bares y restaurantes cuando se permita la reapertura de estos negocios en España. Para conseguirlo, se ha decidido ampliar el espacio disponible para instalar mesas y sillas con el objetivo de que se puedan usar las terrazas respetando la distancia de seguridad, algo mucho más complicado en interiores.

 

Los cambios obligarán a retocar las nuevas ordenanzas antes incluso de que hayan entrado en vigor, pero ayudarán a que los establecimientos puedan aprovechar al máximo la norma de la desescalada de poder abrir a partir del 11 de mayo con terraza y un 30% de aforo sobre el que tuvieran. Ese requisito podría complicar los planes iniciales del ayuntamiento que todavía se están definiendo, aunque la voluntad de reforzar el uso de las terrazas se mantiene.

 

El equipo de Gobierno tiene claro que si la ampliación de las terrazas es beneficiosa para el sector la medida se hará efectiva, y así lo ha comprometido el propio alcalde con el sector hostelero. Será una de las medidas de reactivación de la economía salmantina, un paquete que se está diseñando, pero la de las terrazas puede ser vital para un sector fundamental para la economía y el empleo municipales. La autorización temporal para expandir las terrazas será la respuesta a la limitación de aforos en bares y restaurantes, algo que también habrá que calibrar bien para no incurrir en irregularidades.

 

La medida está ya sobre la mesa y se ha empezado a diseñar la norma provisional necesaria para llevarla al terreno. Según ha podido saber TRIBUNA, la medida se articulará sobre varias bases. En primer lugar, se plantea ampliar el espacio disponible para cada una de las licencias. El objetivo es estirar los metros que ocupan para que se puedan disponer mesas y sillas respetando las distancias de seguridad marcadas por las autoridades y la disponibilidad de espacios para los peatones. Para ello, se analizará cada caso y, sobre la base de no reducir el número de veladores, se harán los ajustes necesarios para asegurar que hay distancia entre usuarios. Los titulares de licencias pagarán la misma tasa (su cobro está suspendido), que les gira el consistorio a pesar de disponer de más metros. El consistorio mantendrá los 680.000 euros que recauda cada año por esta licencia en cuanto se empiece a girar.

 

Para poder ampliar el espacio dedicado a terraza, se dará paso a medidas excepcionales. Por ejemplo, en la Plaza Mayor lo más sencillo para conseguir el objetivo es habilitar temporalmente una quinta fila de mesas y sillas, descartada por el equipo de Gobierno hace unos meses en la modificación de la ordenanza, pero ahora necesaria. También se contempla la posibilidad de ocupar zonas de aparcamiento para expandir las terrazas o de que se puedan instalar en la calzada en calles de poco tránsito o semipeatonales. Habrá que analizar cada caso porque hay zonas, como La Rúa, donde es imposible ocupar más metros cuadrados.

 

Temporada de terrazas y frío

Además, está decidido que se ampliará la temporada de terrazas. El objetivo es permitir que se puedan explotar durante más tiempo, estirando hasta octubre su uso en el caso de las licencias parciales. Esto afectará a numeroso establecimientos, aunque con el cambio de normativa buena parte se han pasado a la temporada anual por la rebaja de la tasa: la gran mayoría de los 400 que tenían temporada parcial han optado por la de año completo.

 

Para ello, se podrá actualizar la regulación del uso de paravientos y estufas, que serían elementos imprescindibles para poder consumir al aire libre cerca de final de año. En la actualidad, la normativa solo contempla un modelo de mampara exterior y otro de estufa, que además está descatalogado, por lo que habría que poner al día la regulación de estos elementos.

Noticias relacionadas