Sacyl pone un teléfono gratuito para consultas sobre gripe
Cyl dots mini

Sacyl pone un teléfono gratuito para consultas sobre gripe

Gripe

El objetivo es hacer más eficiente la atención en plena epidemia y rebajar la presión asistencial. 

El servicio público de salud de Castilla y León ha habilitado de cara a la próxima semana un número 900 para aquellas personas que se encuentran afectadas por el virus de la gripe, según Redacción Médica. A través de esta línea telefónica se atenderá de forma individualizada y en remoto a todos los pacientes necesitados de atención médica.

 

El objetivo de este número 900 es que no haya tanta presión asistencial en Atención Primaria en los hospitales y también disminuir los riesgos de contagio, tal y como ha podido asegurar la consejera de Sanidad, Verónica Casado. 

 

La gripe ha superado el umbral epidémico y se sitúa en 97,54 casos por cada 100.000 habitantes, con una tendencia ascendente, según la información elaborada por la Red Centinela Sanitaria de la Comunidad.

 

CONSEJOS

La Consejería de Sanidad, a través del Portal de Salud, ofrece algunas recomendaciones ante la gripe. Así, por un lado, para evitar su transmisión y contagio a otras personas se aconseja a las personas que se encuentren enfermas que se protejan al toser (cubrir la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar o cubrirse con la parte superior del brazo y no con las manos); lavarse las manos después de toser o estornudar y no acudir a lugares cerrados (trabajo, colegio, guardería o lugares públicos) para evitar el contagio.

 

Además, en caso de padecer gripe, se recomienda descansar, beber abundantes líquidos, evitar el consumo de tabaco o alcohol y tomar medicación que mejore los síntomas de la gripe (medicamentos para bajar la ebre).

 

Asimismo, se recuerda que los antibióticos no mejoran los síntomas ni aceleran la curación, ya que no son efectivos frente a enfermedades producidas por virus, y que no se debe dar aspirina a niños ni adolescentes.

 

En esta línea, Sanidad ha apuntado que actualmente existen fármacos que actúan frente al virus (fármacos antivirales) pero su uso es "muy limitado", puesto que si se dan en las primeras 48 horas tras el inicio de los síntomas pueden reducir la duración de la enfermedad, sin embargo deben ser recetados por un médico ya que pueden tener efectos adversos importantes.