Sacyl 'devuelve' la Santísima Trinidad y da un paso más hacia la normalidad en los hospitales
Cyl dots mini

Sacyl 'devuelve' la Santísima Trinidad y da un paso más hacia la normalidad en los hospitales

Hospital de la Santísima Trinidad en Salamanca.

La disminución de la presión asistencial en el Hospital de Salamanca y otros centros públicos permite dejar si efecto la orden para disponer de recursos privados.

La Consejería de Sanidad ha procedido a dejar sin efecto la medida por la que disponía de algunos centros sanitarios privados para atender la emergencia del coronavirus. Entre ellos está el hospital de la Santísima Trinidad que fue uno de los recursos privados que se incluyó en el plan de contigencia para reforzar el trabajo de los hospitales públicos.

 

El pasado día 20 de marzo, al comienzo de la crisis, se supo que Sacyl recurriría a este hospital privado del centro de Salamanca en caso de necesidad. A comienzos de abril se desviaron algunas operaciones a este centro para seguir con la actividad quirúrgica convencional en Salamanca. También se disponía del uso de los Montalvos; por contra, nunca se planteó poner en funcionamiento el nuevo hospital de Salamanca porque era imposible: carece de equipamiento.

 

Sanidad ha publicado una orden por la que se deja sin efecto la medida de puesta a disposición del sistema público de salud de Castilla y León de determinados centros y establecimientos sanitarios privados en el territorio de la Comunidad de Castilla y León, adoptada como consecuencia del estado de alarma ocasionado por el COVID-19, en las provincias de Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora.

 

Según explica la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en la orden publicada este viernes, 24 de abril, en el Bocyl la monitorización y evaluación continua de los indicadores de actividad, funcionamiento y rendimiento de los recursos sanitarios públicos, pone de manifiesto una "paulatina disminución" de la hospitalización y presión asistencial, que hace preciso actualizar las medidas establecidas en relación a la disponibilidad de los recursos privados para reforzar el sistema nacional público.

 

Los afectados eran: el Hospital Recoletas de Palencia, el Hospital General de la Santísima Trinidad de Salamanca, el Hospital Recoletas Nuestra Señora de la Misericordia de Segovia, el Hospital Felipe II de Valladolid y el Hospital Recoletas de Zamora y, en consecuencia, la Orden SAN/331/2020, de 20 de marzo, deja de producir efectos para estos hospitales.

Noticias relacionadas