Sacerdotes y religiosos de Salamanca piden en una carta perdón por los casos de abusos sexuales

Celebración, misa

En una carta que contiene siete puntos solicitan perdón a toda la sociedad por estos casos sexuales y afirman "sentir como propio el dolor causado".

El Consejo Presbiterial de Salamanca, entidad que representa a los sa­cer­do­tes y re­li­gio­sos de la Dió­ce­sis ha remitido una carta en la que pide perdón por los casos de abusos y fija su posición. Este es el texto de la carta:

 

1º La­men­ta­mos pro­fun­da­men­te los abu­sos se­xua­les a me­no­res que al­gu­nos her­ma­nos sa­cer­do­tes ha­yan co­me­ti­do a lo lar­go de es­tos años.

 

2º Pe­di­mos per­dón por ello es­pe­cial­men­te a las víc­ti­mas que han su­fri­do en pri­me­ra per­so­na los abu­sos y han vis­to rota su vida. Tam­bién a sus fa­mi­lias y a la so­cie­dad en­te­ra. Re­co­no­ce­mos que es un es­cán­da­lo y asu­mi­mos como pro­pio el do­lor cau­sa­do y sin­ce­ra­men­te pe­di­mos per­dón. Desea­mos que nun­ca más vuel­va a su­ce­der y pe­di­mos a to­das las víc­ti­mas que de­nun­cien abier­ta y cla­ra­men­te los he­chos, que apor­ten las prue­bas co­rres­pon­dien­tes ante el juz­ga­do (ci­vil o ecle­siás­ti­co) y que no ca­llen ni guar­den si­len­cio.

 

3º Ade­más de los pro­ce­sos ci­vi­les, la Igle­sia tie­ne pro­ce­sos de es­cla­re­ci­mien­to, de en­jui­cia­mien­to y, si pro­ce­de, de con­de­na y re­pa­ra­ción de los he­chos. Los úl­ti­mos pa­pas los han po­ten­cia­do y for­ta­le­ci­do.

 

4º En nues­tra dió­ce­sis, nues­tro obis­po Don Car­los ha ini­cia­do al­guno de es­tos pro­ce­sos cuan­do ha ha­bi­do de­nun­cias pre­sen­ta­das y ha ac­tua­do con ab­so­lu­ta co­rrec­ción, con­for­me a de­re­cho, con ho­nes­ti­dad e in­te­gri­dad, con pa­ter­nal aco­gi­da a las víc­ti­mas y con la ac­ti­tud de dis­cre­ción y res­pe­to que es­tas cues­tio­nes exi­gen. Como pres­bi­te­rio, res­pal­da­mos su ac­tua­ción y ex­pre­sa­mos nues­tra co­mu­nión con él, y que­re­mos que de ella par­ti­ci­pe todo el Pue­blo de Dios en Sa­la­man­ca.

 

5º Las pu­bli­ca­cio­nes de ca­sos de abu­sos se­xua­les a me­no­res por par­te de sa­cer­do­tes han ge­ne­ra­do in­quie­tud y des­con­cier­to en la co­mu­ni­dad dio­ce­sa­na, por eso no­so­tros in­vi­ta­mos -si­guien­do el ejem­plo de Je­sús- a vi­vir la mi­se­ri­cor­dia y la com­pa­sión con to­dos, sin que con esto se re­ba­je la jus­ti­cia y ha­cien­do con hu­mil­dad una lec­tu­ra lo más ob­je­ti­va po­si­ble de los he­chos, bus­can­do la ver­dad.

 

6º Re­co­no­ce­mos la ne­ce­si­dad ur­gen­te de crear una cul­tu­ra que res­pe­te la dig­ni­dad de to­das las per­so­nas es­pe­cial­men­te de los más dé­bi­les e in­de­fen­sos, ta­rea que nos in­vo­lu­cra a to­dos en la Igle­sia y en la so­cie­dad.

 

7º In­vi­ta­mos a los ca­tó­li­cos de Sa­la­man­ca a vi­vir es­tas ex­pe­rien­cias con hu­mil­dad y con for­ta­le­za cris­tia­na.

Comentarios

No tienen perdón de Dios 16/11/2018 10:30 #5
Perdón?? ni perdón, ni gaitas. Que paguen sus delitos, como delincuentes que son. Años y años ocultando y encubriendo violadores, y ahora, que los descubren y lo publican, es cuando piden perdón? Por que protegen a los pederastas? Por que han ocultado sus delitos? Por que les han puesto al lado de niños, otra vez? Que estos delitos no prescriban nunca, y que caiga la mayor de las penas a esta escoria, que es capaz de hacerle eso a los niños. NO TENÉIS PERDÓN DE DIOS!
Satán 16/11/2018 08:15 #4
Lo mejor, el último punto. ¿Qué experiencia es la que debemos vivir con fortaleza? Uy, uy, uy, uy........ ¿ya empezamos otra vez?
Lucifer 16/11/2018 08:10 #3
A buenas horas “mangas verdes”. Al infierno con todos. Ya puede el obispo refugiarse detrás de sus subordinados. Cuanto más se remueve el asunto peor se le pone a un señor que tendrá que disfrazarse para dar sus discursos vacíos ante quienes han conocido de sus intentos de ocultar y proteger a delincuentes. ¡Lucifer espera!
Cheo 15/11/2018 23:14 #2
A todos éstos curatos tenían que castrarlos y ya de parte juzgarlos ante una hoguera
Ni olvidamos, ni perdonamos 15/11/2018 19:12 #1
Todos los casos de pederastia dentro de la secta católica ( que no son pocos) tienen que ser juzgados por la vía civil y que no prescriban, que así se van de rositas estos delincuentes con sotana. HAY QUE DENUNCIARLO EN LAS COMISARIAS DE POLICIA.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: